La Biblioteca Nacional cumple 300 años y muestra al público más de 240 tesoros

La Biblioteca Nacional de España no es sólo la principal biblioteca del país sino la más importante de todas las que existen en los países de habla española y el primer centro informativo y documental sobre la cultura escrita hispana

La Biblioteca Nacional de España (BNE) comienza la celebración de sus 300 años de historia con una gran exposición en la que se puede contemplar una parte significativa de los tesoros que alberga esta institución, la más antigua del país y que ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías de cada época, según recoge la agencia Efe.

El Beato de Liébana, códices de Leonardo da Vinci, grabados de Rembrandt, Velázquez, Durero, Piranesi y Goya; incunables, manuscritos de Lope de Vega, Galdós, Gómez de la Serna, Dalí, Lorca, Borges y unos sonetos autógrafos de Miguel Hernández escritos en la cárcel son algunos de los más de 240 tesoros que se muestran en esta exposición, que mañana inauguran los reyes.

Organizada por la BNE y por Acción Cultural Española (AC/E), la exposición en sede madrileña de la Biblioteca constituye el pistoletazo de salida del amplio programa de actividades del tricentenario, con las que se quiere acercar al gran público la complejidad de esta institución, que alberga casi 30 millones de documentos, muchos de ellos de importancia excepcional.

El 29 de diciembre de 1711 el rey Felipe V aprobó la creación de una Real Biblioteca abierta al público, que comenzó a funcionar el 1 de marzo de 1712 en el pasadizo de la Encarnación, en la actual plaza de Oriente de Madrid, y que desde el principio puso a disposición de los estudiosos numerosas colecciones de muy diversa procedencia.

La Biblioteca tendría luego otras sedes hasta que en 1895 se trasladaría a la que tiene actualmente, en el paseo de Recoletos, ampliada en 1993 con la de Alcalá de Henares (Madrid). En ambos edificios se conservan más de 28 millones de documentos, que llegan en buena parte por depósito legal (en 2010 ingresaron 861.145 piezas por esta vía).

Pero las colecciones de la BNE también se enriquecen con donaciones realizadas por los creadores o sus herederos (durante 2010 se incorporaron 5.280 documentos valorados en 270.750 euros) y por compras, capítulo al que el año pasado se destinaron 400.000 euros para adquisición de fondo moderno y 653.731 para fondo antiguo.

La Biblioteca cuenta con 250 kilómetros lineales de estanterías, con un depósito robotizado de más de 30 kilómetros. El personal de la BNE se ocupa de conseguir las condiciones idóneas para la conservación de los documentos, y para ello se controla el grado relativo de humedad y la temperatura, que ha de ser constante.

Titulada "Biblioteca Nacional de España: 300 años haciendo historia", la exposición se divide en tres partes ("Historia", "Trabajos" y "Desafíos y retos de la tecnología") y en cada una de ellas el visitante se encontrará con obras singulares, como los "Códices Madrid I y II" de Leonardo da Vinci, la "Biblia Politica Regia", el Beato de Liébana, el "Breviario de Isabel la Católica", la "Cantigas de Santa María" o el manuscrito de "Las siete partidas" de Alfonso X el Sabio.

De la importante colección de dibujos y grabados que posee la BNE se exponen, entre otros, "Cabeza de niña" de Velázquez, el aguafuerte "La muerte de la Virgen" de Rembrandt, "Los caprichos" de Goya y "Árabe velando el cadáver de su amigo" de Mariano Fortuny. El visitante verá también piezas destacadas de los 3.100 incunables que tiene la BNE, así como una selección del fondo fotográfico de la Guerra Civil Española, en la que hay imágenes de ambos bandos.

Más sobre: