La brecha entre ricos y pobres toca techo

Las desigualdades económicas se han incrementado hasta alcanzar su máximo nivel en 30 años

Una de las consecuencias más graves de la situación económica mundial es el aumento de la brecha entre ricos y pobres. Las desigualdades económicas en los países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han aumentado hasta alcanzar su nivel más alto en los últimos 30 años.

Y es más: en el caso de España, la brecha está por encima. Así, como recoge Europa Press, los ingresos medios del 10% más rico en el conjunto de la OCDE suponen actualmente nueve veces más que los del 10% más pobre (once veces en el caso español). No obstante, la institución explica que los impuestos y las prestaciones sociales reducen, en conjunto, un cuarto de la desigualdad, parecido a la media de la OCDE.

Dos años de crisis en España
En nuestro país, la crisis económica ha sido la que ha acentuado la balanza, ya que “la desigualdad ha disminuido desde mediados de los años 80, contrariamente a lo ocurrido en la mayoría de los países de la OCDE donde ha habido una tendencia importante a la alza en los últimos 25 años. Sin embargo, datos nacionales recientes muestran que la desigualdad se ha incrementado en los dos últimos años”, destaca el informe. Asimismo, hay menor diferencia entre los salarios más altos y los más bajos.

Las horas extra también son un punto peliagudo en el informe. En España los trabajadores de sueldos más bajos han visto aumentado el número de horas trabajadas, frente a los mejor remunerados. Es la paradoja del sistema español, ya que en la mayor parte de los países de la OCDE sucedió lo contrario, y los asalariados con menos ingresos trabajaron menos horas y aquellos con más ingresos trabajaron más.

Más desigualdades
El informe de la OCDE constata un aumento global de las desigualdades, más aún en las economías al margen de la institución: Brasil ocupa el primer puesto, donde la diferencia es de 50 veces a uno.

Sin embargo, en economías tradicionalmente equiparables también hay una mayor brecha salarial, como Alemania, Dinamarca y Suecia.

Más sobre: