El PP arrasa con su mayor triunfo tras un descalabro histórico del PSOE

El Partido Popular ha conseguido su mejor resultado de la democracia con una mayoría absoluta de 186 diputados y que ha sido propiciada por el descalabro del PSOE, que, con 110 escaños, ha fijado un nuevo suelo y abre la incógnita a lo que pueda suceder en su próximo Congreso Federal.


Mariano Rajoy saluda a los simpatizantes del PP desde el balcón de la sede del partido, en la calle Génova de Madrid, acompañado por su mujer, Elvira Fernández, y María Dolores de Cospedal, secretaria general del partidoVER GALERÍA


De la mano de Mariano Rajoy, la mayoría absoluta del PP es la segunda más holgada de la democracia y supera en tres escaños a la que protagonizó en el año 2000 José María Aznar. Un Rajoy pletórico y aclamado en el balcón de Génova -la sede del PP- ha prometido que intentará ser el presidente de todos los españoles y, ante la difícil tarea que tiene por delante, sobre todo a consecuencia de la crisis económica, ha advertido de que no podrá hacer milagros. El líder del PP ha expresado su deseo de que el traspaso de poderes se haga de forma "modélica" y ha anunciado su primera actuación: reunirse con todas las comunidades autónomas para coordinar un plan contra la grave coyuntura económica

"Para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada coyuntura que haya tenido España en 30 años, pero desde ahora digo a todos los españoles que en el compromiso con ellos no sólo no vamos darlo todo, sino que vamos a darlo con todos", ha solemnizado el líder de los populares. Rajoy, al igual que durante la campaña electoral, se ha mostrado convencido de que de estas circunstancias, con el paro alto, la deuda sin suscitar confianza, sólo se podrá salir desde la unidad de los ciudadanos, "dando lo mejor" de cada uno.

Bien distinta ha sido la imagen del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ante la avalancha de datos negativos cosechados en la jornada del domingo, ha pedido a su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, que el Congreso que ha de elegir al nuevo líder socialista se celebre cuanto antes. Él no ha desvelado si, a pesar de lo ocurrido, tiene en mente optar a ese cargo y competir con otros compañeros que también quieran hacerlo, como puede ser la ministra Carme Chacón. Ante esa posibilidad, los socialistas estaban expectantes por los resultados que Chacón pudiera obtener en Cataluña, pero también en esta Comunidad su partido ha quedado relegado a una segunda posición.


De la mano de Mariano Rajoy, la mayoría absoluta del PP es la segunda más holgada de la democracia y supera en tres escaños a la que protagonizó en el año 2000 José María AznarVER GALERÍA


El "sorpasso", en este caso, lo ha protagonizado CiU, que se ha convertido en una de los grandes triunfadores de la jornada al ganar seis escaños y situarse en los dieciséis.

Mejor aún han ido las cosas para la Izquierda Unida pilotada por Cayo Lara, que, junto a sus socios de ICV, se bastarán por sí solos para formar grupo parlamentario en el Congreso sin estar supeditados al acuerdo con ERC de la última legislatura. Si en ella tuvieron dos escaños, en la que empezará el 13 de diciembre -fecha de constitución de las nuevas Cortes- contarán con once.

Cuatro menos son los que ha conseguido Amaiur, que irrumpe con fuerza en el Congreso y, en su primera cita con las urnas, supera todas las previsiones de las encuestas y se convierte en el partido más votado en el País Vasco, donde el PNV pierde un escaño.

En un Congreso más fragmentado que nunca, ya que estará formado por diputados de 13 fuerzas políticas, Esquerra Republicana mantiene sus tres representantes, y Coalición Canaria y el BNG los dos diputados que tenían cada una de ellas.


Bien distinta ha sido la imagen del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ante la avalancha de datos negativos cosechados en la jornada del domingo, ha pedido a su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, que el Congreso que ha de elegir al nuevo líder socialista se celebre cuanto antesVER GALERÍA


Y Rosa Díez ya no será la única diputada de UPyD, ya que experimenta una subida hasta los cinco parlamentarios -entre ellos el actor Toni Cantó- aunque no logra el porcentaje de votos exigido para conformar grupo parlamentario (5 por ciento).

El presidente asturiano, Francisco Álvarez Cascos, ha conseguido sentar en el Congreso a un representante de su fuerza política, al tiempo que Uxúe Barkos, de Geroa-Bai, mantendrá su escaño, y la valenciana Compromís contará con un representante.

Con todo, el partido que más escaños ha ganado respecto a 2008 es el PP, que suma 32 a los que consiguió entonces rentabilizando al máximo los 521.000 votos más que hace casi cuatro años. El partido de Rajoy ha ganado en todas las Comunidades excepto en Cataluña -donde se ha situado CiU en primer lugar- y País Vasco -con la irrupción de Amaiur-.

Los titulares respecto al Senado hablan también de un triunfo aplastante del PP: de los 208 escaños en juego, 136 han sido para el partido de Mariano Rajoy frente a los 48 logrados por los socialistas. CiU ha conseguido nueve asientos en la Cámara Alta, siete la coalición PSC-ICV-EUA, cuatro el PNV, tres Amaiur y uno Coalición Canaria.

Gobierno en funciones
Celebradas las elecciones generales, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero comienza esta semana a trabajar en funciones hasta la toma de posesión del nuevo Ejecutivo, previsiblemente antes de Nochebuena. La Ley de Gobierno establece que tras los comicios el Ejecutivo cesa y debe limitar su gestión "al despacho ordinario de los asuntos públicos", con lo que sólo en casos de "urgencia" o por "razones de interés general" podrá adoptar decisiones de calado. Comienza así un periodo de prácticamente un mes con el Ejecutivo del país en funciones, un plazo que, sostiene el Gobierno con la normativa electoral en la mano, es imposible reducir.

La única fecha fija por el momento es la de la constitución del Congreso y el Senado, el 13 de diciembre, tras la que se pondrá en marcha el proceso de investidura. El Rey comenzará las consultas con los representantes de los partidos que han obtenido escaños y la sesión de investidura del nuevo presidente del Gobierno podría celebrarse la semana que comienza el 19 de diciembre. Si se cumplen estos plazos, antes de Nochebuena se celebraría el primer Consejo de ministros del nuevo gabinete.

Más sobre: