Los españoles son felices a pesar de la crisis

Un estudio revela que los asturianos, riojanos y navarros son los más felices

Somos felices a pesar de la crisis. Esa es la principal conclusión que se extrae del “Estudio sobre la felicidad en 2011” elaborado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad, con una encuesta realizada a más de 2.000 personas.

El orden de las prioridades ha cambiado, eso sí, desde que comenzó la crisis. En primer lugar está el trabajo (35,7 por ciento) tras la salud (32,96 por ciento) y la familia (15,91 por ciento) mientras que, por el contrario, antes de la situación económica actual, la salud ocupaba el primer lugar (39,93 por ciento), seguida de la familia (25,49 por ciento) y el trabajo (16,70 por ciento).

A pesar de las dificultades hay quienes mantienen el optimismo y es que el estudio señala que un 32,27 por ciento de los españoles encuestados afirma que 2011 ha sido un año bueno o muy bueno para ellos e incluso un 16,21 por ciento asegura que este año ha sido para ellos más feliz que otros anteriores. La mayoría de los españoles afirma que ha sido moderadamente feliz en 2011 y conceden a su nivel de felicidad una nota de un 6,19 sobre 10. Las mujeres afirman ser más felices que los hombres, y también los jóvenes, más que los mayores.

Los momentos más felices del año son, para un 14,88 por ciento, las vacaciones con su familia, pareja o amigos, mientras que un 13,51 por ciento ha encontrado la felicidad ante nuevas oportunidades laborales. Por comunidades, las tierras más felices son Asturias, La Rioja y Navarra, mientras que los menos felices están en de Castilla-La Mancha, Castilla y León y País Vasco.

¿Y la noticia más feliz del año? Para un 26,13 por ciento, el anuncio del dece definitivo de la violencia por parte de ETA.

Más sobre: