Cambio histórico en Arabia Saudí: las mujeres podrán votar y ser candidatas en las próximas elecciones

Es el único país del mundo donde no tienen derecho a sufragio por el hecho de ser mujeres

Las mujeres de Arabia Saudí jamás olvidarán este día. El rey Abdalá bin Abdelaziz ha decidido permitir su inclusión en el Consejo de la Shura, una especie de Parlamento aunque sin poderes legislativos, y que participen en las elecciones municipales que se celebrarán dentro de cuatro años, tanto en calidad de votantes como candidatas.

"Todo el mundo sabe que la mujer musulmana en nuestra historia islámica ha tenido posiciones que no pueden ser marginadas, tanto como por su buena opinión como por su buena consulta, desde la era del profeta", afirmó Bin Abdelaziz, según la agencia de noticias estatal, SPA. "Por ello, hemos decidido implicar a las mujeres en el Consejo de la Shura como miembros, empezando en el próximo período", añadió durante el discurso que ofreció ante ese mismo organismo.

Las nuevas disposiciones del rey no afectarán a los comicios municipales del próximo jueves, en los que las mujeres no participarán, al igual que en los de 2005, los primeros celebrados en el país. En cuanto al Consejo de la Shura, designado directamente por el soberano, las mujeres nunca han participado desde su creación en 1992.

Arabia Saudí es el único estado del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico, integrado además por Emiratos, Omán, Catar, Baréin y Kuwait, con un consejo consultivo en el que no se permite la participación femenina. De hecho, es el único país del mundo en que las mujeres tienen vetado el sufragio por el hecho de serlo, además de El Vaticano, donde sólo pueden votar los cardenales.

En ausencia de un parlamento elegido por el pueblo, el Consejo Consultivo se encargan de dar recomendaciones y aconsejar en los asuntos internos del reino, pero no tienen ningún poder de censura o control del gobierno.

Arabia Saudí está gobernada por una monarquía con poderes absolutos y en ella rige una estricta interpretación de la sharía o ley islámica, que impone la segregación de sexos en espacios públicos. Las mujeres no pueden conducir ni tampoco viajar fuera del país sin un varón de la familia, entre otras restricciones. Sin embargo, en los últimos meses, y al calor de la primavera árabe, las saudíes han participación en varias protestas, la más importante el pasado 17 de junio cuando varias activistas desafiaron la prohibición y condujeron sus propios coches.

Más sobre: