Trágica luna de miel: un joven británico muere por el ataque de un tiburón tres semanas después de su boda

Ian y Gemma Redmond disfrutaban de su viaje de novios en las islas Seychelles. La viuda ha celebrado el funeral de su marido en la misma iglesia donde se casaron

Hace apenas dos semanas, Ian y Gemma Redmond eran la viva imagen de la felicidad. Recién casados, disfrutaban de una exótica luna de miel en las islas Seychelles, cuando la tragedia convirtió su paraíso en un infierno.

Un tiburón atacó a Ian, de 30 años, mientras nadaba en la playa, que falleció al no poder superar las graves heridas que le provocó el escualo. En ese momento Gemma, de 27 años, vio desde la arena cómo unos pescadores rescataban a su marido y lo llevaban a la orilla. Un cirujano, que también estaba de vacaciones, prestó auxilio al hombre, pero nada pudo hacer por salvar su vida.

La viuda regresó a Lancashire, en Reino Unido, donde ha podido enterrar a su marido, en la misma iglesia donde contrajeron matrimonio tan solo tres semanas antes. “Prometo que nunca te olvidaré y te echaré muchísimo de menos”, dijo Gemma en el funeral, según recoge la prensa británica. Un conmovedor último adiós en el que estuvo acompañada por 300 personas, amigos, familiares y conocidos. En su discurso, la viuda recordó su boda “simplemente el día más maravilloso de mi vida” y los felices momentos de su luna de miel: “Estábamos viviendo un momento tan feliz. Sentíamos tanta paz, tanta relajación y estábamos tan emocionados ante el futuro. Era realmente romántico», añadió Gemma. “Eras el hombre más atractivo y perfecto que he visto en mi vida y siempre esperaba que salieras del agua y regresaras conmigo”, dijo.

Junto a sus padres, demás familiares y amigos, Gemma se despidió de su marido con unas emotivas palabras: “Me completabas y eras lo mejor que me ha pasado nunca. No me puedo creer que te hayas ido, estoy en ‘shock’ y me duele mucho. Me reconfortan nuestros recuerdos, que construimos juntos durante nueve años. Gracias. Todo mi amor, ahora, por siempre y para siempre, tu mujer, Gemma”.

Más sobre: