Nueva York evita el gran impacto de 'Irene', que ha dejado al menos 18 fallecidos y millones de hogares sin electricidad en Estados Unidos

El huracán, que tocó tierra estadounidense el sábado por la mañana en Carolina del Norte, llegó a la ciudad de los rascacielos convertido en tormenta tropical

Las autoridades de EEUU concentran sus esfuerzos hoy en las labores de asistencia y rescate tras el paso de la tormenta tropical 'Irene', que se cobró casi una veintena de vidas –hasta el momento la cifra oficial es de 18 fallecidos- y dejó más de cuatro millones de hogares sin luz durante el fin de semana.

'Irene' prosiguió más debilitada su recorrido por siete estados de la costa Este del país -más de 1.700 kilómetros-. El último boletín del Centro Nacional de Huracanes ubicó a 'Irene', que fue rebajada a tormenta tropical, en Nueva Inglaterra, donde continuaba dejando abundantes lluvias pese a que los vientos se habían reducido notablemente, hasta los 80 kilómetros por hora, y se dirigía a la frontera con Canadá.

En una declaración desde la Rosaleda de la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó que el impacto de 'Irene' "se dejará notar aún durante un tiempo" y su peligro "aún no ha acabado", por lo que instó a los estadounidenses a mantener la alerta. Los trabajos de los equipos de asistencia aún se prolongarán semanas, agregó Obama, quien adelantó su regreso de las vacaciones estivales el viernes ante la alarma de la tormenta.


Tras el paso del huracán 'Irene' por Outer Banks, Shari Compton observa los escombros a las afueras de su casa en Kitty Hawk, Carolina del NorteVER GALERÍA


El principal temor de las autoridades son las inundaciones, el principal riesgo expresado en las intervenciones públicas de las autoridades y que se pueden prolongar durante semanas a consecuencia de las crecidas de los ríos. Las compañías eléctricas ya han afirmado que en algunos casos el restablecimiento del servicio eléctrico se puede retrasar hasta "dos semanas".

Las víctimas mortales corresponden a los estados de Connecticut, Carolina del Norte -donde 'Irene' tocó tierra el sábado-, Florida, Maryland, Nueva Jersey, Pensilvania, Nueva York y Virginia, casi todas por la caída de árboles.

Según una primera evaluación, los daños económicos ocasionados por 'Irene' podrían situarse entre los 1.000 y los 4.000 millones de dólares. La tormenta causó también el caos en el transporte aéreo y sumaban ya a más de 10.000 los vuelos cancelados por la tormenta en todo el país.

En Vermont, al norte del país, el portavoz del servicio de emergencias, Mark Bosma, calificó la situación en la noche del domingo de "horrible" e indicó que varias pequeñas localidades del estado "estaban totalmente cubiertas por agua", y afirmó que al menos una persona se encontraba desaparecida.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, indicó que aunque el daño en las costas de su estado parece menor de lo esperado, en el interior las inundaciones debido a las crecidas de los ríos podrían alcanzar "registros históricos".

Nueva York sale ilesa
Pese a las inusitadas medidas de precaución tomadas por las autoridades de Nueva York, donde se evacuaron a casi 400.000 personas, la ciudad evitó el gran impacto de la tormenta tropical que ha mantenido en jaque a Estados Unidos desde que tocó tierra, el sábado por la mañana, en Carolina del Norte.


Un pequeño bote ha encallado a unos metros de la orilla en Hampton Bays (Long Island, Nueva York, Estados Unidos) por efecto del huracán 'Irene'VER GALERÍA


El ciclón tocó tierra cerca de Coney Island, en Brooklyn, y ha dejado numerosas inundaciones en las áreas de menor altura de la ciudad. No obstante, los rascacielos de la isla de Manhattan, el corazón de la Gran Manzana, apenas han sufrido daños, muy lejos del desastre que se temía si 'Irene', el primer huracán que amenazaba Nueva York en 25 años, hubiera mantenido su fuerza.

Sin embargo los servicios de transporte público, que suspendieron sus recorridos ante la llegada del huracán, no podrán recuperar la normalidad hasta el lunes, aunque ya comenzaban a operar en la noche del domingo. Los tres aeropuertos que sirven a Nueva York anunciaron que retomarían sus operaciones a primera hora de lunes.

La Bolsa neoyorquina también cuenta en principio con operar con normalidad, informó Michael Bloomberg, el alcalde de Nueva York.

Más sobre: