La ciudad de Nueva York, blindada ante la llegada del huracán 'Irene'

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha declarado el estado de emergencia en la costa Este

Tras su paso por el Caribe, donde dejó intensas lluvias y fuertes vientos de 185 kilómetros por hora que causaron inundaciones y dejaron al menos a un millón de personas sin electricidad, el huracán 'Irene' ha continuado su camino hasta Estados Unidos, donde ayer sábado hacía su entrada dejando un rastro de destrucción en zonas como Maryland, Virginia o Carolina del Norte, y causando una decena de muertes.

La ciudad de Nueva York, blindada ante la llegada del huracán 'Irene'VER GALERÍA

'Irene' comenzó su periplo con un nivel 3 en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco aunque en este momento, y según ha asegurado el presidente de EEUU, Barack Obama, ya se encuentra en la categoría 1. Se espera que durante las próximas horas el fenómeno pase de huracán a tormenta tropical. Sin embargo, el propio Obama ha afirmado que la situación es "incierta" y ha declarado el estado de emergencia en la costa oriental del país, para que el gobierno federal preste ayuda a las zonas afectadas por el huracán.
.
La ciudad de Nueva York, blindada ante la llegada del huracán 'Irene'VER GALERÍA

Millones de residentes a lo largo de la costa atlántica de Estados Unidos llevan días preparándose para la llegada del huracán, considerado uno de los peores de los últimos siete años en el país. Entre las medidas de seguridad tomadas por las autoridades neoyorquinas, se ha procedido a la evacuación obligatoria de decenas de miles de residentes de las zonas de costa, el cierre de los cinco aeropuertos de la ciudad y la cancelación de centenares de vuelos y, en estos momentos, los servicios de transporte públicos se encuentran totalmente paralizados.


Los neoyorquinos se apresuran a proteger sus viviendas y locales de los efectos más intensos de 'Irene', que ya ha dejado a 3 millones de habitantes sin electricidad y 12 millones de líneas de teléfono colapsadas en las zonas costeras. Maderas para cubrir las ventanas y puertas, cintas adhesiva en los cristales... cualquier medida es adecuada para evitar que el huracán arrase más de lo inevitable.

La ciudad de Nueva York, blindada ante la llegada del huracán 'Irene'VER GALERÍA

Otra de las medidas de prevención son las barreras construídas con sacos de arena que se han colocado a las puertas de las tiendas, las casas... y así, en muchas otras zonas para protegerlas de las grandes cantidades de agua que pueda dejar 'Irene' a su paso por la ciudad de los rascacielos. Entre los efectos más inmediatos se encuentran las inundaciones, los vientos huracanados o los apagones, por eso se ha pedido a los ciudadanos que permanezcan en sus hogares o se trasladen a los centros de evacuados acondicionados para acogerles, y así evitar problemas mayores.

La ciudad de Nueva York, blindada ante la llegada del huracán 'Irene'VER GALERÍA

Los ciudadanos han acatado las órdenes de las autoridades de no salir a la calle durante el paso del huracán y los días previos a su llegada han acudido a supermercados y tiendas locales para comprar agua y provisiones ante la posiblidad de tener que permanecer en sus casa durante varios días. El resultado, escaparates vacíos, estantes desprovistos de productos y mostradores en los que sólo quedan las etiquetas de lo que pocas horas antes los llenaba.

La ciudad de Nueva York, blindada ante la llegada del huracán 'Irene'VER GALERÍA

Se calcula que el ciclón podría afectar a alrededor de 65 millones de personas a lo largo y ancho de la costa Este de Estados Unidos. Las primeras lluvias, que ya han llegado a Nueva York, han pillado desprevenidos a algunos transeúntes que se protegían con paraguas o bolsas de plástico mientras trataban de volver a sus hogares con la mayor rapidez posible. Acto seguido, calles vacías y una calma inquietante. Imágenes insólitas en 'la ciudad que nunca duerme'

Más sobre: