Treinta agentes de Scotland Yard seguirán buscando a Madeleine McCann

Se reabre la investigación sobre la misteriosa desaparición de la niña británica en el Algarve portugues en 2007

Cuatro años después de que la pequeña Madeleine McCann desapareciera del apartamento del Algarve portugués donde dormía, el “caso Maddie” sigue siendo un misterio lleno de incógnitas. Pero la familia McCann ha recibido un soplo de esperanza al saber que la policía británica Scotland Yard dedicará 30 detectives y un millonario fondo de financiación para buscar a la niña.

La apertura de una nueva investigación llega después de que los padres de Madeleine, Kate y Gerry McCann, reclamaran hace una semana en una carta al primer ministro David Cameron una revisión independiente del caso. También el comisario de la policía británica Paul Stephenson afirmó hace unos días que la niña podría seguir con vida.

Cuando Maddie desapareció de en la localidad de Praia da Luz mientras estaba de vacaciones con sus padres, en 2007, tenía tan sólo tres años. La policía lusa, en colaboración con agentes del condado inglés de Leicestershire inició una investigación investigación que se cerró en 2008 por falta de pruebas. La desaparición de la niña tomó repercusiones globales, cuando sus padres organizaron una mediática campaña para buscar a su hija, contando con el apoyo de celebridades como David Beckham y llegando incluso al Vaticano. La polémica se desató cuando en septiembre de 2007 fueron declarados sospechosos oficiales de la desaparición de su hija, cargos que no se pudieron probar.

En todo este tiempo, los padres de la niña no han dejado de buscarla y hace tan sólo unos días,Kate McCann publicó un libro sobre la desaparición de su hija, que el pasado día 12 habría cumplido ocho años. En él, Kate aseguraba que le consume “la idea de pensar dónde y con quién puede estar mi hija” y la la profunda depresión que siguió a los acontecimientos y que estuvo a punto de destruir su matrimonio.

Scotland Yard deberá revisar todos los archivos cedidos por la policía portuguesa, tarea que dirigirá el inspector jefe de la unidad de homicidios del cuerpo Andy Redwood.

Sin embargo, las posibilidades de éxito en la búsqueda de la pequeña no están claras, lo que ha despertado algunas críticas por la millonaria inversión que supondrá la investigación.

Más sobre

Regístrate para comentar