Europa puede recortar derechos al consumidor español

El Parlamento Europeo vota as enmiendas a la propuesta de Directiva sobre Derechos de los Consumidores. De aprobarse, supondrán una merma de los derechos ya reconocidos a los consumidores españoles, como las cláusulas

Por la OCU

El pleno del Parlamento Europeo vota mañana una serie de enmiendas a la propuesta de Directiva sobre derechos de los consumidores que, de aprobarse, supondrán la eliminación de la legislación española de derechos adquiridos por los consumidores españoles. La OCU quiere manifestar su malestar con la propuesta.

Ahí se incluyen, por ejemplo, la prohibición del “redondeo al alza”, una cláusula que la legislación española reconoce como abusiva; y, la prohibición de imponer una duración excesiva de los contratos de servicios o de poner obstáculos a la finalización de dichos contratos o la no obligación al consumidor a subrogarse a la hipoteca del constructor o promotor de la vivienda.

Las enmiendas a la propuesta de Directiva establecen la armonización máxima en materia de cláusulas abusivas, lo que quiere decir que los Estados miembros ya no tendrán margen de maniobra para modificar las listas de cláusulas abusivas que se incluirán en la directiva. En otras palabras: de salir adelante las enmiendas, los consumidores perderían unos derechos por los que se ha luchado duramente.

La OCU advierte que las enmiendas que se votan mañana dejan fuera de la Directiva la adquisición de contenidos online, de manera que las normas en materia de garantías o de derecho de devolución no se aplicarían a descargas de música, juegos, películas, etc. Por eso, a juicio de la OCU, esta Directiva no va a cumplir uno de sus objetivos, que es animar las compras por internet en el mercado europeo, ya que deja fuera de su ámbito de aplicación una parte muy importante de las compras online.
En vista de todo ello, la OCU, junto con la Organización Europea de Consumidores (BEUC) a la que pertenece, se ha dirigido a los miembros españoles del Parlamento Europeo para pedirles que voten en contra de dichas enmiendas y evitar así que los derechos que tanto han costado conseguir a los consumidores españoles se vean mermados.

Más sobre

Regístrate para comentar