La Cumbre de Cancún sobre el cambio climático concluye con un acuerdo de mínimos

La secretaria de Estado de Cambio Climático española, Teresa Ribera, dice que el acuerdo es 'equilibrado' aunque lamenta la actitud "autoexcluyente" de Bolivia durante las negociaciones

Los acuerdos de Cancún han sido "muy equilibrados" y permitirán crear un Fondo Verde por valor de 100.000 millones de dólares, destacó hoy la secretaria de Estado de Cambio Climático española, Teresa Ribera. "Ha sido una noche muy emocionante, porque hemos visto cómo de nuevo la comunidad internacional era capaz de resolver una situación muy complicada", dijo Ribera, pocos minutos después de concluir la cumbre de cambio climático de Cancún, que comenzó el 29 de noviembre.

La ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, tuvo que abandonar la ciudad balnearia mexicana horas antes de clausurarse la cita internacional debido a que tiene que asistir en Bruselas al Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE).  Antes de emprender el viaje de regreso a Europa, la ministra se adelantó a los resultados de la reunión de las Naciones Unidas ya que vislumbró una alta posibilidad de acuerdo, después "de muchas horas en vía muerta".

La secretaria de Estado de Cambio Climático lamentó, en declaraciones a la prensa, la actitud "autoexcluyente" de Bolivia, que en su opinión no le ayuda en nada. "Probablemente a nadie le gusta quedar aislado en un foro de 194 países", agregó Ribera, en alusión al intento del país andino de bloquear el acuerdo final. A su juicio, lo ocurrido con Bolivia es una "referencia" que todos los países tendrán en cuenta. "Salir de las salas, consultas, foros de negociaciones y pedir el último día un trato privilegiado para incorporar las propias modificaciones es algo que la comunidad internacional no está dispuesta a consentir", agregó.


La Cumbre de Cancún sobre el cambio climático ha concluído con un acuerdo de mínimos VER GALERÍA



La cumbre de Cancún, inaugurada el pasado 29 de noviembre, aplaza la decisión sobre la prórroga del Protocolo de Kioto y eleva el nivel de "ambición" en la reducción de emisiones de gases causantes del efecto invernadero (GEI). Propone, además, que los países con vínculo jurídico con ese protocolo deberían "en 2020 reducir sus emisiones en un rango entre el 25 y el 40% en relación a los niveles de 1990".

Los resultados que salen de Cancún "echan a andar desde este momento y son aplicables a cada uno de sus elementos", de acuerdo con sus distintos calendarios, explicó Ribera. Entre ellos destacó la creación de un Fondo Verde por importe de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020, y un sistema en el que por primera vez aparecen objetivos de reducción expresos para Estados Unidos, China, la India y Brasil en el contexto de las Naciones Unidas. Esos países no estaban sujetos a Kioto, ya que Washington nunca lo ratificó, y los otros son economías emergentes.

Otras cuestiones "positivas" se refieren al hecho de que el texto recoja el objetivo de no aumentar en más de dos grados centígrados la temperatura del planeta, lo que será revisado en el plazo de cinco años. En 2015, se publicará el informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

La secretaria de Estado de Cambio Climático subrayó asimismo el "enorme esfuerzo, la capacidad de liderazgo y la sabiduría" de la presidenta de la cumbre, la cancillar mexicana Patricia Espinosa. "No es cosa de un día, ni de dos ni de una semana sino de un año completo. México ha hecho su trabajo en un escenario tremendamente difícil".

El texto adoptado en la madrugada de este sábado por el plenario de la cumbre se acompañará de un anexo con la lista de países y sus respectivos compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Las cifras serán las mismas que se anunciaron en la anterior cumbre de cambio climático de Copenhague, aunque ello "no impide que otros países de forma voluntaria quieran hacer un esfuerzo global", concluyó.

Más sobre

Regístrate para comentar