Dilma Rousseff, elegida primera presidenta de Brasil

La economista de 62 años y miembro del Partido de los Trabajadores (PT), fue elegida hoy primera presidenta de Brasil al conseguir el 55,31 por ciento de los votos

La economista Dilma Rousseff, de 62 años y miembro del Partido de los Trabajadores (PT), ha hecho historia al ser elegida primera presidenta de Brasil. Rousseff consiguió el 56,05 por ciento de los votos y ganó con más de 55 millones de votos. La presidenta electa sucederá en el cargo a su mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, quien le entregará el poder el próximo 1 de enero.

El Fondo de la ONU para el Desarrollo de la Mujer (Unifem) consideró que su victoria constituye un hecho "histórico para la política y la sociedad" brasileña. "Es la consagración de la lucha de generaciones y generaciones de mujeres brasileñas que, desde el inicio del Siglo XX, lucharon por la conquista del derecho al voto", dijo en un comunicado la representante de Unifem para Brasil y el Cono Sur, Rebecca Reichmann Tavares.

En sus primeras declaraciones públicas tras la confirmación de los resultados de los comicios, Rousseff dijo a periodistas, con una sonrisa que revelaba cierto nerviosismo, que se siente "muy feliz" por haber sido elegida como la primera mujer para gobernar el mayor país de América Latina. Además, en su primer pronunciamiento como presidente electa, aseguró que Brasil actuará con vigor en las instancias internacionales para intentar frenar las especulaciones financieras y proteger la moneda brasileña. "Es necesario, en el plano multilateral, establecer reglas más claras y más cuidadosas" y "limitar la especulación desmedida que aumenta la volatilidad de los capitales y de las monedas", declaró.

Dilma Rousseff acompañará a Lula en los viajes que el gobernante realizará al exterior en los próximos días, comenzando por el del sábado a Mozambique y el de la próxima semana a Corea del Sur, informó el ministro de Planificación, Paulo Bernardo Silva, en declaraciones citadas por la estatal Agencia Brasil. "Ella comentó que va a descansar unos días para después comenzar a viajar con el presidente", afirmó Silva. Según el ministro, que participó en una reunión en la que Lula conmemoró la victoria electoral de la candidata que escogió a dedo para sucederle, el gobernante quiere que Rousseff lo acompañe en los al menos ocho viajes que realizará el exterior hasta que le entregue su cargo.

El primer viaje de ambos será el sábado a Maputo, la capital de Mozambique y donde inaugurarán una fábrica de medicinas que Brasil ayudó a montar en ese país. Después proseguirán rumbo a Corea del Sur para la Cumbre del G-20, el grupo que reúne a las economías más desarrolladas y a los países emergentes. En dicha reunión será refrendada la decisión de modificar la estructura del Fondo Monetario Internacional (FMI) para darle mayor participación y poder en el organismo a países emergentes como Brasil y China.

Más sobre

Regístrate para comentar