Chile celebra la liberación de los 33 mineros que durante 70 días sobrevivieron a 700 metros de profundidad

Los 'héroes de Atacama' fueron recibidos entre gritos de júbilo por familiares y el presidente Sebastián Piñera al llegar a la plataforma del 'campamento Esperanza'


Han sido 69 días de agonía atrapados en el interior de una mina desde que el pasado 5 de agosto un derrumbe los dejó a 700 metros de profundidad, pero finalmente los 33 mineros chilenos han dicho adiós a su encierro este miércoles 13 de octubre. Una fecha que seguramente a pocos se les irá de la memoria, ya que es el día en el que por fin se ha terminado su calvario. Un hito histórico que quedará para siempre en el corazón de varias generaciones de chilenos.


Los primeros en llegar a la plataforma del ‘campamento Esperanza’ han sido recibidos entre gritos de júbilo por sus familiaresVER GALERÍA


Poco a poco, los mineros alcanzaban a la superficie gracias a una cápsula enganchada a una grúa que llegaba por un túnel hasta el lugar en el que estaban, a 600 metros de profundidad. Los que iban llegando a la plataforma del ‘campamento Esperanza’ -así se ha bautizado el lugar- eran recibidos entre gritos de júbilo por sus familiares y por el presidente Sebastián Piñera, que abrazaba a cada uno de los trabajadores rescatados. "Creo que nunca se había llevado a cabo un rescate como el que tenemos la suerte de estar presenciado", dijo el presidente. "Esta mina no se va a volver a abrir hasta que cumpla las condiciones de seguridad necesarias. Se van a cerrar las minas que haga falta a lo largo del país" añadió.

Las luces en el ‘campamento Esperanza’ fueron apagadas en plena noche para facilitar la maniobra del helicóptero, mientras que los rescatadores realizaban una interrupción en el operativo de evacuación para realizar labores de mantenimiento en la cápsula ‘Fénix 2’. El rescate del primero de los que ya llaman "héroes de Atacama" fue seguido en televisión por millones de espectadores en todo el mundo.


Todos los mineros deben permanecer en observación en el hospital de Copiapó, a 45 kilómetros de la explotación, al menos durante 48 horas para ser sometidos a una exhaustiva revisión médicaVER GALERÍA


Tras ser izados a la superficie, los mineros rescatados del yacimiento San José permanecieron dos horas en la zona de estabilización dispuesta por los equipos de rescate en el hospital de campaña y posteriormente pasaron a una zona de descanso para reunirse con sus familias. Los chilenos Florencio Ávalos, Mario Sepúlveda y Juan Illanes y el boliviano Carlos Mamani (el único extranjero de los 33 accidentados), los cuatro primeros en salir, fueron evacuados en uno de los dos helicópteros Bell 412 de la Fuerza Aérea chilena que aguardaban en las inmediaciones de la mina.


Mil millones de personas en todo el mundo han seguido en directo a través de la televisión e Internet el rescate de los 33 mineros chilenosVER GALERÍA


Todos los mineros deben permanecer en observación en el hospital de Copiapó, a 45 kilómetros de la explotación, al menos durante 48 horas para ser sometidos a una exhaustiva revisión médica. También Carlos Mamani, a quien el presidente de Bolivia, Evo Morales, visitaba con la intención incluso de llevarlo de regreso a su país, junto a su familia. En su comparecencia ante los medios, el ministro de Salud de Chile aseguró que "las cosas van extraordinariamente bien" y que el estado de salud de los mineros es "bastante bueno", mejor de lo estimado. El ministro dijo que los mineros deberán estar hospitalizados al menos un par de días para su evaluación y recuperación, así como para poder iniciar "una pauta de realimentación".


El rescate de los mineros atrapados a 700 metros de profundidad en el norte de Chile desde el pasado 5 de agosto avanzaba sin contratiempos en un ambiente de júbilo y euforia y con el presidente de Bolivia, Evo Morales, como testigo de excepciónVER GALERÍA


Muchos han sido los mensajes de alegría y apoyo llegados de distintas partes del mundo por este milagroso rescate. El rey Juan Carlos expresaba su alegría durante un acto del Instituo Cervantes en el Palacio de El Pardo, en Madrid. El presidente estadounidense Barack Obama aseguró desde Washington estar impactado por la operación de rescate y cautivado con la aventura vivida por los 33 hombres que han permanecido 69 días bajo tierra. El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, envió un mensaje de apoyo a su homólogo chileno que decía: "Junto al resto del mundo, nos alegramos del éxito del rescate de algunos de los mineros que han estado atrapados a 700 metros bajo tierra desde el 5 de agosto de 2010 en el norte de Chile". El presidente de Brasil, Lula da Silva, y la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, llamaron a Sebastián Piñera para felicitarle. "El mundo está orgulloso de Chile", dijo Lula. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, también se puso en contacto telefónico con Piñera para felicitarle. Por su parte, durante la audiencia pública de los miércoles, el Papa Benedicto XVI encomendaba "con esperanza" a Dios a los 33 mineros.


Chile celebra el desenlace de la mayor operación de salvamento subterráneo de la historia VER GALERÍA


El emotivo operativo que puso fin a un encierro de más de dos meses, encendió festejos y se convirtió en el mayor hito de supervivencia bajo tierra de la historia finalizaba con el rescate de Luis Urzúa, de 54 años y jefe de turno de la mina, último de los supervivientes en emerger del estrecho y caluroso túnel de 622 metros de roca sólida. Sirenas y cantos sonaron, globos con los colores patrios de Chile fueron soltados al aire, funcionarios se abrazaron y familiares corrieron a fundirse a Urzúa, enfundado en un traje para soportar el cambio térmico, casco y lentes oscuros. Las celebraciones estallaron en las principales ciudades de la nación.

Más sobre: