Mar de Frades y Yanes se alían para crear una joya exclusiva

Mar de Frades y Yanes se alían para crear una joya exclusiva, en la que se mezcla la gran personalidad aromática y exquisita del albariño Mar de Frades con el talante sofisticado y exclusivo de las joyas Yanes. Consigue con la frescura y delicadeza de este magnífico albariño grandes ventajas en las joyerías Yanes. Consigue en estas joyas un 25 % de descuento en las joyerías Yanes gracias a Mar de Frades.

Mar de Frades nace en el año 1987 y su trayectoria es paralela a la de la Denominación de Origen Rías Baixas. Es una bodega pionera en la zona Salnés, capital histórica del Albariño. Aquí es donde comenzó la leyenda de los vinos varietales de Albariño y dónde se producen los vinos blancos más sofisticados y sugerentes de España, característicos por su frescura e intensidad aromática.

Un mar que es vino. Mar de Frades, término gallego para 'Mar de los Frailes' es también el nombre que recibe un lugar en la ría de Arosa cerca de la desembocadura del río Umia. Nuestro vino nace asomado a ese mar, ya que desde nuestra bodega y viñedo se divisa el enclave del mar de Frades.

Albariño

El albariño es una variedad autóctona propia de Galicia. A un clima eminentemente atlántico con lluvias abundantes durante prácticamente todo el año, hemos de añadir el microclima de las Rías Baixas. Estas rías son un fenómeno geográfico y climático producido por esos brazos de mar que se adentran en la tierra los cuales suavizan las temperaturas y traen consigo el régimen de mareas. En verano y debido a su temperatura, estas aguas no forman nubes, lo que ayuda significativamente a la madurez del albariño que se encuentra plantado en su zona de influencia.

El valle del Salnés, una de las cuatro subzonas de la Denominación de Orígen Rías Baixas, es la más antigua y la de mayor producción. Los viñedos son por lo general parcelas pequeñas plantadas en laderas lo que favorece una mayor insolación y adecuada aireación.

Es esta variedad de gran personalidad aromática y tan agradable y exquisita en el paladar la clave de estos vinos tan singulares que han labrado una reputación de altísima calidad en numerosos mercados. Sus racimos menudos de bayas pequeñas de color dorado muestran la delicadeza y rotundidad de unos rasgos distintivos de enorme pureza. Las cepas de albariño se cultivan en parrales elevados del suelo hasta un metro ochenta evitando la humedad del suelo y en búsqueda de una buena aireación y exposición al sol.

Descubre más en www.tienda-rbvv.es

Más sobre: