El “niño milagro” vuelve a casa

Ruben van Assou, el niño holandés de nueve años que sobrevivió a la catástrofe aérea de Trípoli, regresa a Holanda

Ruben van Assou ya está en Holanda. El niño, a sus nueve años, es el único superviviente de la tragedia aérea ocurrida en Trípoli y que costó la vida a 103 personas, se recupera de las secuelas del terrible accidente. Y ya conoce las peores noticias: sus padres, Patrick y Trudy, y su hermano, Enzo, murieron en el impacto.

Ruben acaba de ser operado de las piernas y tiene ante sí un largo y duro proceso de recuperación, no solo física sino también emocional. En África lo llaman “el niño milagro”, y es que fue encontrado entre cadáveres en la pista de aterrizaje, desorientado y sin saber qué pasaba a su alrededor.

Ahora el niño se ha reencontrado con el resto de su familia, feliz y aliviada de poder volver a abrazar al pequeño. "La tragedia es inmensa y a partir de ahora le cuidaremos entre todos", han dicho los tíos de Ruben en un comunicado, y aseguran que “está bien, según las circunstancias”. Ahora serán sus abuelos los que se hagan cargo de él. "Nos esperan tiempos difíciles. Y esperamos que los medios respeten nuestra esfera privada", añade el comunicado.

Todos en Tilburg, su ciudad natal, se han volcado con el pequeño. El Ayuntamiento ha abierto un libro de pésames y una multitud de ramos de flores se agolpa en el portal de la casa familiar.

Ruben, su hermano y sus padres volaban de vuelta desde Sudáfrica en un viaje de aniversario del matrimonio, que cumplía 12 años y medio de casados. Esta celebración es muy popular en Holanda, así como las bodas de plata y las de oro.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más