Los viajeros de la UE podrán llevar líquidos en el avión en 2013

Aunque la normativa expiraba este mes, la Unión Europea prorroga las restricciones de líquidos en los aviones porque todavía persiste el riesgo de atentados

Estaba previsto que este mes expirara la normativa de la Unión Europea por la que los pasajeros no pueden llevar líquidos en los equipajes de mano de los aviones, pero Bruselas ha prorrogado la norma hasta 2013. El motivo es que todavía persiste el riesgo de atentados con explosivos líquidos y todavía no se dispone de escáneres que los detecten para todos los aeropuertos.

Eso sí, a partir del 29 de abril de 2013 ya se permitirán todos los líquidos en el equipaje de mano porque habrán pasado por escáneres con suficiente potencia para encontrar posibles explosivos, según se establece en la nueva norma de la UE sobre seguridad aérea, que entró en vigor este miércoles, según informa Europa Press.

Como paso preliminar, se flexibilizará la normativa para facilitar la situación de los pasajeros en tránsito que hayan comprado líquidos en las tiendas duty-free de un aeropuerto extracomunitario, y que ahora están obligados a entregarlos cuando hacen una escala en Europa. A partir del 29 de abril de 2011, se podrán conservar estos líquidos siempre que vayan en bolsas precintadas y pasen una inspección manual. En estos momentos, sólo se permiten si vienen de determinados países, como Estados Unidos, Canadá, Singapur y Croacia.

Las restricciones en cuestión -según las cuales cada pasajero sólo puede llevar en su equipaje de mano envases de 100 mililitros en una bolsa transparente de un litro de capacidad- se introdujeron en noviembre de 2006 tras descubrirse en Reino Unido un plan terrorista para hacer estallar al menos siete aviones en pleno vuelo entre Londres y Estados Unidos usando explosivos líquidos. Los tres responsables de la trama fueron condenados a cadena perpetua el pasado mes de septiembre.

En principio, estaba previsto que los límites expiraran en abril de 2010, una vez que se dispusiera de la tecnología necesaria para detectar los explosivos líquidos. Pero "los progresos por parte de la industria para desarrollar equipos de detección que puedan analizar de forma eficaz líquidos destinados a explosivos han sido mucho más lentos de lo que se esperaba", según señaló la Comisión en un documento enviado a las capitales. Estas tecnologías no están listas para instalarse en los aeropuertos ahora.

Las nuevas normas eliminan además la duplicación de controles de seguridad, clarifican qué tipo de identificación y autorizaciones se requieren para acceder a las zonas restringidas de los aeropuertos e introducen estándares mínimos comunes sobre formación en materia de seguridad para el personal que realiza los controles.

Más sobre

Regístrate para comentar