Un turista francés se convierte en el nuevo héroe de Nueva York

El hombre saltó al agua sin pensarlo al ver cómo una niña de dos años caía al río

La ciudad de Nueva York inspira infinitos guiones de películas, y ahora tiene un nuevo héroe cuya historia es propia de un filme de Hollywood. Un misterioso hombre rescató la semana pasada a una niña de dos años que cayó a las aguas del East River de Manhattan y después desapareció sin desvelar su nombre. Nada se sabía del nuevo héroe de los neoyorquinos, hasta que el diario Daily News consiguió averiguar la identidad de este nuevo "Superman".

Se trata de un ciudadano francés llamado Julien Duret, de 29 años, y vecino de la ciudad francesa de Lyon. Duret estaba pasando unos días de vacaciones en la Gran Manzana, y se convirtió, de repente y sin pensarlo, en el rescatador de una niña. El joven se quedó atónito al ver cómo la pequeña caía al río desde el barco Peking, una de las atracciones turísticas del Bajo Manhattan. Pero Duret reaccionó y dio muestra de una gran heroicidad lanzándose a por la niña.

"Vi que algo caía al agua. Me acerqué a ver qué era y pensé que era una muñeca, pero enseguida me di cuenta de que se trataba de una niña", explicó Duret en su primera entrevista tras un suceso que lo convirtió en un héroe anónimo, después de que el padre de la menor agradeciera públicamente la ayuda de "un turista francés", en palabras que recoge la agencia Efe.

El hombre, no dudó en despojarse de su abrigo y saltar al agua a recoger a la menor. "Me dejé llevar. No me paré a pensar lo que hacía porque todo pasó muy rápido y yo reaccioné muy rápido. Nunca antes había hecho algo similar", explicó Duret quien no se considera "ningún héroe" y quien espera que "todo el mundo haga lo mismo" si se encuentra en una situación similar.

Duret, ingeniero de profesión, aseguró que cuando alcanzó a la pequeña, llamada Bridget, se esperó "lo peor", ya que la dio por muerta porque "la niña estaba quieta y no lloraba", pero la menor reaccionó finalmente y el propio turista pudo entregársela a su padre, quien se lanzó también al agua al percatarse de lo ocurrido.

El francés, que poco después de salir del agua vio cómo el padre y la menor se metían en una ambulancia, explicó que tomó un taxi para regresar a su hotel. Ahora, aseguró, simplemente se encuentra "feliz por haber podido salvar a la menor y ver cómo su familia estaba completa de nuevo".

Más sobre

Regístrate para comentar