¿Agregarías como amigo a tu jefe en Facebook?

Un estudio abre el debate en la red sobre esta práctica

   Las barreras naturales que la sociedad ha creado entre empleados y jefes, se ha visto alterada por la falta de tapujos que la gente tiene al navegar por la red. No quiere decir que no tengamos por que apreciar, respetar o incluso considerar como a un amigo a un jefe, no. Esto es una cuestión más de intimidad, de lo que haces o no haces cuando no estás en la oficina, y al fin y al cabo, la de poder mostrar todos tus secretos como si se los mostraras a un amigo de toda la vida.

El estudio, realizado por Liberty Mutual, entre unas 1.000 personas, desvela que el 56 por ciento de los encuestados considera irresponsable por parte del empleado, agregar a su jefe como amigo en cualquier red social. De hecho, el 62 por ciento de los encuestados considera ‘un error’, ser amigo de tus empleados o subordinados. Con lo que la polémica, está igualada para jefe y empleado.

Del mismo modo se ha analizado el uso de estas redes sociales en horas de trabajo, o mientras estamos en la oficina. El 73 por ciento de los encuestados considera que es irresponsable actualizar tu perfil de Facebook y demás redes en horas de oficina, el 82 por ciento considera que no se deberían subir fotos, y el 72 por ciento opina que no está bien tuitear en horario de oficina.

Esta polémica viene generada por varios sucesos que ya han ocurrido en todo el mundo, como despidos en oficinas por actitudes en el perfil que sus jefes vieron en Facebook, comportamientos que superiores no aceptan y es en estas redes donde lo comprueban, y demás situaciones similares.

De hecho es muy importante que la relación trabajador con su superior sea lo más cordial posible dentro del respeto y colaboración que se deben mutuamente, aunque a veces es inevitable humanizar con la gente, más aún cuando compartes horas de tu vida codo con codo.

Y es que el debate está serio, ya que el estudio, realizado en Estados Unidos, puede variar de un país a otro dentro de las costumbres sociales que tiene la población de cada país. Desde luego, que siempre habrá un mínimo ético de normas entre un superior y un subordinado pero, ¿es que son iguales los alemanes que los chinos?, pues de la misma forma, no se debe generalizar en cuanto a que se debe o no se debe hacer, en tu red social.

Cualquiera puede por tanto, agregar o no agregar a su jefe en su perfil de Facebook, pero, atenerse a las consecuencias que pueden ocurrir una vez se eliminen las barreras de la vida personal y la laboral.

El debate está servido, ¿tú que harías?

Más sobre: