Arran Fernández, admitido en la Universidad de Cambridge con sólo 14 años

El joven prodigio es un genio en matemáticas y simplemente le queda un examen de física para convertirse en el alumno más joven

null


Tiene 14 años, el pelo moreno y es británico. Hasta ahí todo normal. Pero la vida de Arran Fernández es de todo menos parecida a la de un adolescente común. Y es que en unos meses se puede convertir en el alumno más joven de la historia en la prestigiosa Universidad de Cambridge.

Arran tiene un don especial para las matemáticas, pero lo más asombroso, aparte de su prodigioso talento, es que no va al colegio. Es su propio padre quien le educa en su casa, situada en Surrey, al sur de Inglaterra, segun informa el diario The Guardian.

Su padre, Neil, es analista económico y su madre, de origen holandés, traductora. A los dos años, Arran leía perfectamente y era capaz de realizar sumas y restas. Desde entonces, su talento matemático se ha ido desarrollando, siendo siempre el primero en resolver problemas pensados para niños mayores que él. Sus padres dien que nunca le han presionado para que estudie, simplemente le han incentivado el interés por dilemas matemáticos mientras le enseñaban cosas propias de cualquier niño pequeño.

El caso de Arran mantiene diversas similitudes con el de Ruth Lawrence, la niña que con tan sólo 12 años ingresó en la Universidad de Oxford.

Para convertirse en el universitario más joven de Cambridge, Arran aún tiene que realizar un examen de Física, pero sus calificaciones indican que batirá el récord de la institución desde 1773. Lo suyo es auténtica pasión por las matemáticas y el joven está deseoso de ingresar en la Universidad. Allí se plantea resolver la hipótesis de Riemann, una compleja teoría sobre los números primos, elaborada por Bernhard Riemann en 1859. Pero Arran cuenta ya con su carta de admisión en la prestigiosa Universidad.

Más sobre: