Se resuleve la herencia de Nina Wang, la mujer más rica de Asia

Su maestro de feng-shui aspiraba heredar más de 9.500 millones de euros

Se ha puesto fin a uno de los juicios más mediáticos, que ha vivido la sociedad china en los últimos años, el que juzgaba, el destinatario de la herencia de Nina Wang, viuda de Teddy Wang y dueño del imperio químico chino Chinachem. El total de la herencia asciende a más de 9.500 millones de euros y varios edificios de oficinas en Hong Kong.

Desde que falleciera Nina Wang, en el año 2007 a causa de un cáncer, la justicia china tuvo que intervenir debido a la pugna que iniciaron entonces, los hermanos de Nina Wang y el que fuera su maestro de feng-shui, Tony Chan. Para entender la relación entre Nina Wang y su maestro, debemos remontarnos un poco en el pasado.

En 1990 el dueño del imperio Chinachem fue secuestrado en la ciudad de Hong Kong. Nunca apareció su cadáver y su mujer, tras seguir por distintos tipos de vía con su búsqueda, optó por comenzar a practicar feng-shui para así continuar ella misma con la búsqueda de su esposo. La técnica del feng-shui, que literalmente significa ‘viento y agua’, trata de una pseudo consciencia por la cual intentamos mejorar nuestro ritmo de vida y con la que podemos predecir cosas con la concentración y el esfuerzo mental, aunque es cierto que mucha gente la considera como una superstición antigua china y que no sirve para predecir absolutamente nada. Sea cual sea la verdad del feng-shui, lo cierto es que Nina Wang recurrió al maestro Tony Chan para intentar dar con su marido.

Años antes de la muerte de Nina Wang, el imperio Chinachem sufrió el revuelo de varios años de juicios entre los familiares de desaparecido Teddy Wang y su viuda Nina. El padre de Teddy Wang llegó a acusar a su nuera de asesinato y de falsificación de testamento, aunque nunca llegó a probarse nada contra ella. Resulta curioso el interés de Nina Wang por el dinero familiar, cuando en realidad, se trata de una mujer con unos gustos muy peculiares, como preferir un restaurante de comida rápida a uno de lujo, o por vivir con una renta mensual de 350 euros.

Tras su muerte, su maestro de feng-shui presentó en las Cortes Chinas, un testamento redactado por la viuda, en el que le nombraba heredero universal de toda su fortuna y de sus propiedades. Tras comprobar que el testamento era legal, la familia Wang comenzó una lucha para no perder el patrimonio de su familia.

Esta vez, el tema ha quedado zanjado gracias a la sentencia de un tribunal chino. Según la Radio Televisión de Hong Kong, el juez Johnson Lam ha invalidado el testamento presentado por el maestro feng-shui, otorgando la herencia de la difunta Nina Wang a la Chinachem Charitable Foundation, propiedad de la familia Wang.

Otro de los deseos que se recogían el testamento validado, redactado en el año 2002, comprende la creación de unos premios similares a los Nobel pero en China.

A pesar de la sentencia del juez Lam, el maestro feng-shui, a través de su abogado Jonathan Midgley, ha declarado que recurrirá la sentencia.

Más sobre: