Un terremoto de 7 grados en la escala Richter destroza parte de Haití

Aún no se conocen el número de víctimas, pero los números pueden ser escalofriantes

nullVER GALERÍA


A veces, la mala suerte sacude a quienes menos se lo merecen, a los más pobres en este caso. En Haití, un terremoto de magnitud 7 grados en la escala de Richter ha sacudido el oeste del país, devastando prácticamente todas las casas que se encontraban en la zona, entre ellas un hospital y una escuela.

Aún no se ha publicado un número total de víctimas, aunque según el embajador haitiano en Estados Unidos las consecuencias del terremoto son "potencialmente catastróficas". Aún horas después de la catástrofe siguen sin conocerse cifras oficiales de muertos y heridos, aunque el representante diplomático reconoció que el balance final "puede ser alto".


VER GALERÍA


Según informó un periodista de la AFP, hay una gran cantidad de cadáveres que se van amontonando en las carreteras al mismo tiempo que han comenzado a realizarse actos de pillaje y saqueos, aprovechando que todas las autoridades están concentradas en el terremoto. El Gobierno francés ha informado que habría al menos 200 desparecidos en un hotel de la capital haitiana.

Los testimonios llegados desde el lugar dibujan un panorama desolador: "La ciudad está a oscuras y miles de personas vagan por sus calles sin saber dónde ir", cuenta Rachmani Domersant, portavoz de una organización de la caridad de Puerto Príncipe. "La tierra tembló y los coches desaparecieron", ha declarado Marleine, representante de la Asociación de Mujeres Haitianas de Miami.

Lo más triste de este episodio es que sacuda a un país como Haití. No sólo es el país más pobre de América sino que además es de los más extensos. La mayoría de la población vive con menos de un euro al día, y las pérdidas pueden ser muy significativas.


VER GALERÍA


Los sismógrafos detectaron el seísmo a las 21.53 GMT y el epicentro fue ubicado a 15 kilómetros al sudoeste de Puerto Príncipe la capital del país, y a 143 kilómetros al noroeste de Barahona, en la República Dominicana. Algunos países como Cuba o República Dominicana sintieron el temblor e incluso se temió que produjera un fuerte tsunami en el Caribe que finalmente no llegó a producirse. Se desconoce todavía si el temblor rodujo daños, salvo cortes temporales del fluido eléctrico.

En el país, las redes de comunicación están muy afectadas. Prácticamente no funcionan las redes de Internet ni las de telefonía móvil y son numerosos los edificios que se han derrumbado, entre otros el de la ONU, donde además los responsables han declarado que muchos trabajadores de la sede están en este momento desaparecidos, probablemente atrapados bajo los escombros. Los hospitales están colapsados y hay víctimas que no localizan a sus familiares.


VER GALERÍA


La CNN ha informado también que el Palacio Presidencial está prácticamente derrumbado, aunque se ha confirmado a la agencia EFE que el presidente Rene Preval y su esposa, la primera dama Elisabeth Debrosse Delatour, están a salvo.

Aún se desconoce si hay víctimas españolas, aunque el Ministerio de Exteriores ha informao que de momento no hay ninguna entre los cien españoles que viven en el país ni entre el contingente español de Guardias Civiles y policías que se encuentran destinados en Puerto Príncipe.

España prepara el envío urgente de ayuda humanitaria desde Panamá, para lo que está coordinándose con las Naciones Unidas y, como presidente de turno de la UE, con los Gobiernos de los Veintisiete. El envío se realizará siempre que los aviones puedan aterrizar en el aeropuerto de Puerto Príncipe, que podría haber resultado dañado en el terremoto.

Más sobre

Regístrate para comentar