Richard Heene, el padre del niño globo, cumplirá una pena en prisión

Engañaron a la policía buscando nada más que fama

Al final de la historia, parece que el globo estalló en el propio tejado de los Heene. ¿Recuerdan la historia?

Todo empezó por una denuncia falsa que Richard Heene interpuso en una comisaría de Colorado, en Estados Unidos, denunciando que su hijo pequeño había desaparecido en un globo de gas en un descuido de su padre.

Según la sentencia del tribunal, que les declaró culpables en el mes de noviembre, Richard Heene deberá permanecer 30 días en una prisión del estado de Colorado, antes de someterse a un programa especial de libertad vigilada que le permitirá ir al trabajo, aunque deberá dormir en la prisión.

Una vez termine la pena de Richard Heene, su mujer deberá someterse a una pena similar. Según el juez del caso, Stephen Schapanski, el motivo que cumplan las penas en distintos tiempos es para que al menos uno pueda dedicarse a cuidar de los niños. En principio, no le van a quitar la tutela.

La historia del niño globo sorprendió a todo el mundo y en tiempo real. La posibilidad que un niño pequeño se hubiera quedado dentro de la cesta del globo cuando éste comenzó a ascender al cielo, mantuvo en un vilo a toda la sociedad de Colorado y de Estados unidos.

Un helicóptero siguió al globo durante su periplo y fue testigo directo de la terrible caída que sufrió en un momento de la travesía. En un principio se temió lo peor pero la sorpresa de la policía cuando vieron la cesta vacía fue enorme.

Al poco tiempo, el niño apareció en su casa como si nada hubiera ocurrido. Declaró que se escondió en el desván de su casa tras una discusión con su padre, Richard.

Pero la verdad se destapó cuando en directo, durante una entrevista para la televisión, el niño respondió a la pregunta de un periodista, alegando que sólo hizo lo que sus padres le ordenaron.

Y es que hasta la actuación de los padres, llorando a moco tendido cuando encontraron al niño, conmovió a toda la sociedad. Al final, todo era una gran mentira, para adquirir algo más de popularidad, gran afición que aparentemente padecen los Heene.

Al final la broma del globo les llevará una temporada a la cárcel.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más