Europa se compromete con 7.200 millones de euros por la lucha contra el cambio climático

La Cumbre de Copenhague busca un acuerdo mundial para luchar contra el cambio climático

Gobernantes, políticos y expertos debaten estos días en Copenhague las medidas para luchar contra el cambio climático, una realidad mucho más amnazadora y real de lo que a menudo se cree. Pero para cambiar las cosas es necesario compromisos y acciones, y Europa ya ha desvelado cuál será su “granito de arena” para frenar la situación. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea ofrecieron hoy en la capital danesa 7.200 millones de euros para ayudar a los países pobres a recortar sus emisiones durante el periodo 2010-2012 (es decir, 2.400 millones al año), según informa Europa Press.

El objetivo de esta iniciativa es desbloquear las negociaciones de la cumbre de Copenhague, sumar a los países pobres, y lograr así un acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático que sustituya al protocolo de Kioto.

La contribución de la UE constituye un tercio de lo que la Comisión ha calculado que será necesario para financiar la lucha contra el cambio climático durante los tres primeros años. El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE, dijo que esta oferta confirma el "liderazgo" de la UE en la lucha contra el cambio climático y pidió al resto de socios internacionales que realicen aportaciones similares.

Francia, Reino Unido y Alemania anunciaron que aportarán 1.200 millones de euros en total durante los tres años (400 millones al año). Por su parte, España contribuirá con 300 millones de euros, mientras que Suecia ha anunciado que destinará 800 millones.

Asimismo, los líderes europeos reiteraron su oferta de aumentar del 20% al 30% su objetivo de reducción de emisiones de aquí a 2020 en relación con los niveles de 1990 "siempre que otros países desarrollados se comprometan a reducciones de emisiones comparables y que los países en desarrollo contribuyan suficientemente con arreglo a sus responsabilidades y capacidades respetivas".

La capital danesa es estos días el kilómetro cero de las propuestas para preservar el medio ambiente, y este espíritu ecológico ha impregnado la ciudad entera. Una de las manifestaciones más llamativas es una instalación que simboliza el tamaño de una tonelada de CO2, o lo que es lo mismo, las emisiones de un europeo al mes. El resultado es un gran cubo del tamaño de una casa de tres pisos, que han colocado en un lago y donde se proyectan datos sobre la contaminación pero también mensajes de esperanza.

La mitad de emisiones para 2050
La Tierra consume los recursos como si dispusiera de tres planetas. Y según los expertos, el mundo debería al menos reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para el 2050, según recoge uno de los textos que manejan los negociadores de la Cumbre del Clima de Copenhague, elaborado por el presidente del grupo de trabajo a largo plazo (encargado de diseñar el futuro acuerdo de reducción de CO2). El texto, propuesto por el presidente Michael Zammit Cutajar, también establece que los países desarrollados deben llevar a cabo "profundos" recortes para 2020 y 2050.

De este modo, el borrador ofrece un rango de reducciones globales de 50, 85 o 95 por ciento para 2050, para que los líderes mundiales tomen una decisión al respecto la próxima semana.

"Las partes deben reducir colectivamente las emisiones globales en al menos (50/85/95) por ciento sobre los niveles de 1990 para 2050 y deben asegurar que las emisiones continúen disminuyendo a partir de entonces", según el texto emitido en la reunión sobre el clima que se celebra del 7 al 18 de diciembre.

Más sobre

Regístrate para comentar