La mejor cesta de Navidad dincluye un coche y una moto y se sortea en Teruel

Un restaurante rifa un aguinaldo de 200 productos valorado en 52.000 euros

Con la llegada de la Navidad las empresas empiezan a preparar la cesta que regalarán como aguinaldo a sus trabajadores. Este año, la crisis no perdona y muchos empleados verán como se reducen los productos de la tradicional cesta. Pero aquellos que no reciban la suya, están de enhorabuena: la mejor cesta de todas, valorada en 52.000 euros, está al alcance de cualquiera en un restaurante de Teruel. Eso sí: sólo el más afortunado la conseguirá.

Los boletos del sorteo cuestan cinco euros y el agraciado se llevará el suculento lote, que incluye desde un Ford Fiesta hasta una moto Suzuki de alta cilindrada, un lavavajillas y 53 jamones, entre 200 productos.

Esta singular rifa se celebra desde hace 32 años en el Restaurante Mariano, situado en la localidad de Calamocha (Teruel), junto a la carretera nacional N-234, y todas las participaciones se vendieron en tres días. La abundancia de esta cesta ha hecho que el restaurante se conozca en toda la provincia.

Este año tiene la particularidad de contener algún producto “anticrisis”, como una motosierra, pensada para cortar leña y así pasar mejor el frío del invierno. Pero además, la cesta contiene tres bicicletas, cincuenta tabletas de turrón, una pantalla de TV plana de 42 pulgadas, licores y alimentos de la tierra, como productos derivados del cerdo (como 20 lomos y otros tantos salchichones), y quesos. También incluye una mini-moto, un ordenador portátil, un casco y botas de motorista, así como cajas de whisky, cava y vino.

El boleto ganador será el que tenga sus últimas cuatro cifras iguales que las del premio "Gordo" del sorteo de Navidad, del que la cesta no se olvida, ya que incluye décimos con todas las posibles terminaciones y 600 euros del número que juega la casa.

El restaurante realizó su primer sorteo hace 32 años, en el año 1.977, y en la cesta, que tenía tres pisos, además de los productos tradicionales había un radiocasete y una televisión Elbe en color.

Mariano Sanz, copropietario del local junto a Manuel Hernández, ha destacado a Efe que con el sorteo no obtienen ningún beneficio económico y ha señalado que nunca ha tenido problemas con la administración de loterías por el elevado número de boletos que pone a la venta, que, como sucede desde hace años, se agotan rápidamente entre sus clientes, muchos de ellos camioneros.

Más sobre: