El matrimonio que se coló en una cena en la Casa Blanca, niega que no estuvieran invitados

Durante un programa de televisión de la cadena NBC

El mundo entero se hizo eco de la noticia la semana pasada. Un matrimonio de Washington, Michaele y Taleq Salahi, se habían colado en la Casa Blanca, con motivo de una cena de gala que ofreció el presidente Obama, al primer ministro Indio Manmohan Singh.

Tras la fiesta, el matrimonio colgó todas las fotos de la cena en su página de Facebook. En algunas de las imágenes se podía ver a la pareja junto al vicepresidente Joe Biden e incluso junto al presidente Obama.

La polémica surgió a raíz de las investigaciones del Servicio Secreto estadounidense, al revelar que los Salahi, en realidad, se habían colado en la fiesta y no pudieron quedarse durante la cena, ya que las mesas estaban numeradas y organizadas por nombres.

Anoche, el matrimonio de la polémica acudió a un programa de televisión, en la cadena norteamericana NBC, para desmentir los rumores que se han vertido sobre ellos, tanto en Internet como en los demás medios de comunicación a raíz de esta polémica.

Durante el programa de televisión, Tareq Salahi, declaró que esta situación ha supuesto la situación ‘más devastadora’ que han vivido, tanto él como su mujer. Incluso advirtió durante el programa, que pronto se conocerá ‘toda la verdad’ sobre esta situación.

El programa, que tuvo un gran número de telespectadores, quiso contrastar ambas versiones y llamaron durante el transcurso de la emisión, al portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs. Éste se mantuvo firme en la posición que la Casa Blanca ha tomado en el asunto, y declaró que los Salahi no habían sido invitados. Incluso, bromeó con el asunto afirmando que ‘uno no se presenta en una cena en la Casa Blanca por un malentendido’.

Durante la entrevista, Gibbs también informó que, tanto el presidente Obama como su mujer, ‘estaban indignados’ con la intrusión del matrimonio en la cena.

Al final del programa, Tareq Salahi declaró que ‘nos entristece mucho esta situación y que nos traten a mí y a mi esposa como unos colados. Sólo puedo decir que no entramos en la Casa Blanca sin invitación’

Ante la polémica, el Servicio Secreto está investigando todas las circunstancias que han rodeado este incidente. Mientras unos critican a la pareja por colarse en la fiesta, otros opinan que sería imposible burlar las medidas de seguridad de la Casa Blanca ante un evento de estas características.

¿Son falsos o verdaderos los argumentos de los Salahi?

Hay claros y sombras en este incidente que esperemos se puedan revelar en los próximos días.



Más sobre: