El precio de la compra baja pero los alimentos siguen multiplicando su coste hasta el supermercado

Los productos del campo son un 500% más caros en el supermercado que en su origen

La cesta de la compra es una de los principales afectadas en momentos de crisis. No obstante, 2009 da un ligero alivio a la cartera: las cadenas de distribución han reducido a lo largo de este año los precios de los productos de alimentación un 4% de promedio, con un "especial impacto" en los productos frescos, según los datos del Observatorio de Precios del Comercio Minorista del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del cuarto cuatrimestre del año.

Según informa Europa Press, esta tendencia muestra "síntomas de cambio" en este último trimestre del año, cuando los precios de la cesta global de alimentación han repuntado un 0,8% en todos los formatos comerciales, salvo en los hipermercados (-0,3%).

En el análisis por ciudades, Huelva se sitúa como la ciudad con los precios de alimentación más reducidos, seguida de Orense, Córdoba y Ávila, en tanto que Pamplona, Las Palmas y Vitoria figura entre las ciudades más caras, junto con Bilbao y Lleida.

El tipo de alimentación también incide en las diferencias entre ciudades. En Castellón de la Plana los alimentos envasados tienen sus precios más bajos, mientras que en Melilla son los más altos, un 9% por encima.

En cuanto a productos de la huerta, Talavera es la más barata, mientras que Pamplona es la más cara; el pescado es mucho más asequible en Huelva, frente a la ciudad más cara, Segovia. La carne también es más asequible en esta capital andaluza, mientras que en San Sebastián pagan un 41% más por ella.

Un 500% más caro para el consumidor
No obstante, la gran polémica de la economía familiar se sitúa en las diferencias existentes entre los precios de origen de los productos y lo que pagan los consumidores finales. "Nos estamos viendo obligados a vender nuestros productos por debajo de lo que nos cuesta producirlos, mientras que las empresas de la gran distribución se forran de dinero". Eran las plabras de , Lorenzo Ramos, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en el discurso que pronunció en ala mayor manifestación del campo celebrada en dos décadas, en Madrid, la semana pasada.

Las asociaciones de consumidores UCE y Ceaccu, junto a la organización Coag, han elaborado un índice comparativo de precios entre el origen y el destino de los alimentos, y el resultado es, cuanto menos, llamativo. Así, el mes de octubre, ha habido un aumento del 482% en el precio de los productos desde el campo al frigorífico de los consumidores. Los mayores incrementos se encuentran en las cebollas, que aumentan su coste en un 1.600%, pasando de los 6 céntimos por kilo que cobra el agricultor al 1,04 euros que hay que pagar en el supermercado.

Más sobre

Regístrate para comentar