La caída de un meteorito en Utah, convierte la noche en día

Tras la explosión de luz, los testigos afirmaron escuchar un tremendo impacto

Las cámaras de seguridad de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, recogieron la pasada noche unas imágenes, de las que no estamos acostumbrados a ver.

Según han recogido varios medios de comunicación, tanto de Los Ángeles, como de Nevada o en Idaho, una tremenda explosión convirtió la noche en día en Utah, en lo que aparentemente sería, la caída de un meteorito. La roca, que podría tener una dimensión de 40 cm de diámetro, explotó pasada la media noche, y tanto la luz de la explosión como el ruido de la misma, inquietaron enormemente a la población de este estado norte americano.

Algunos expertos apuntan que el meteorito en realidad, podría tratarse de una de las rocas de las Leónidas, una lluvia de meteoritos que aparece por estas fechas año tras año, cuando la Tierra, atraviesa la cola de residuos y deshechos del cometa Temple-Tuttle.

Las Leónidas son unas rocas muy veloces. En general, sobrevuelan a una velocidad de 71 kilómetros por segundo y el impacto puede ser terrible. Mientras vuelan, estas rocas van dejando una espectacular estela, y al impactar, generan una explosión enorme.

En realidad, se trata de restos y residuos del Temple-Tuttle, que cuando alcanza el punto más cercano al Sol, llamado perihelio, arroja una gran cantidad de material, que si coincide con el momento en el que la Tierra está pasando, la lluvia de rocas puede ser muy grande.

 

 Momento de la caída del meteorito, captado por las cámaras de la Universidad de Utah

 

Lo que sabemos con seguridad, es que la población de Utah, se debió pegar un susto de grandes dimensiones. Más aún, ahora que la gente empieza a conocer las supuestas teorías sobre el fin del mundo en 2012, la caída del meteorito que acabará con la humanidad y demás historias relacionadas con el tema, que hacen de este hecho, una noticia con un grado de alarma social.

Justo la semana en la que se estrena la película 2012, de Sony Pictures, que precisamente trata sobre este tema, los vecinos de Utah, pueden respirar tranquilos. El mundo no se va acabar próximamente y mucho menos por la caída de un meteorito. Así lo afirmaba la NASA, por medio de su científico más prestigioso, David Morrison.

Morrison, salió al paso de las especulaciones, hace tan sólo unos días, para confirmar que se trata de un engaño total. Como el mismo declaró, ‘hay muchas razones para preocuparse por el futuro de la Tierra, pero absolutamente ninguna para tratar el solsticio de invierno de 2012, como un momento especial’

Podemos respirar tranquilos.

Más sobre: