Omar, el cuarto hijo de Osama Bin Laden, quiere trabajar en la ONU

El hijo de la persona más buscada del mundo, está en contra de la violencia

De tal palo tal astilla. Eso se suele decir cuando los hijos de un hombre, heredan ciertas similitudes que su padre, como es obvio, les ha transmitido genéticamente. En muchos casos, las aficiones de un hijo y las de su padre, son muy diferentes, aunque por lo general, lo que has visto desde niño, manda sobre otro tipo de influencias.

En el caso de Omar Bin Laden, más conocido por ser el hijo del fugitivo más buscado del planeta, parece que lo de ser terrorista, no entraba en sus planes, cuando hace ya tiempo, su padre le propuso unirse a su banda armada, para luchar contra los infieles occidentales.

Eso por lo menos es lo que afirma Omar, en una entrevista publicada en la revista británica ‘New Statesman’. Omar relata en la revista, que cuando se opuso a la oferta de su padre, por rechazar la opción de usar la violencia, su padre no se opuso, y no volvieron a hablar del tema. Desde entonces, tampoco ha visto demasiadas veces a Osama, y afirma no saber su paradero actual.

No sabemos si es por la culpabilidad de llevar un apellido tan polémico, o si realmente, quiere ser un activista de la paz, pero el caso es que Omar Bin Laden, quiere trabajar en la ONU.

‘No creo que sería un buen político’ afirma Bin Laden en la entrevista, aunque ‘me gustaría estar una posición para defender la paz y Naciones Unidas sería ideal para mí’

Son las paradojas que tiene la vida. De la misma familia, uno, el terrorista más buscado de la historia, y otro, hijo suyo, trabajando en la ONU por la paz y la libertad.

En España, Omar Bin Laden intentó exiliarse el pasado año, huyendo de Egipto, donde su familia y él mismo corrían peligro, según declaró cuando pidió asilo al Gobierno español. Le fue denegado y Omar Bin Laden se trasladó a Londres.

Durante la entrevista, Omar cuenta algunos momentos de su infancia con su padre. Reconoce que en ocasiones, Osama ‘jugaba con nosotros y podía llegar a ser muy agradable’.

La entrevista se cierra con la pregunta que, todos en el fondo, nos gustaría hacerle sobre el paradero de su padre. Omar, que niega saber donde está, reconoce que de saberlo sería muy complicado que lo revelara a las autoridades. Como él mismo dijo, ‘si llega ese momento, Dios me guiará para hacer lo correcto’

Estaremos pendientes de cualquier avance en este asunto, que parece más de película, que una realidad. Lo que está muy claro, es que llamarte Bin Laden, no debe ser muy fácil hoy en día.

Más sobre

Regístrate para comentar