Los familiares celebran la liberación del Alakrana: 'Hoy es un día superfeliz para todos'

Después de 47 días de angustia, las familias de los marineros secuestrados viven emocionados el fin del secuestro

Los días de tensión e incertidumbre han llegado a su fin. La agencia Reuters fue la primera en informar que uno de los piratas que mantenían secuestrado el barco español ‘Alakrana’ confirmó el pago de 2,3 millones de euros por la puesta en libertad de los marineros del atunero, de los cuales 16 son españoles. El pirata, identificado como ‘Noor’, confirmaba también que muchos de sus compañeros estaban abandonando el barco progresivamente después de alcanzar un "acuerdo con España satisfactorio para las dos partes".

El presidente del gobierno, Jose Luís Rodriguez Zapatero, comparecía en torno a las 14'00 horas para anunciar el fin del secuestro, después de 47 días de angustia. "Nuestros marineros están libres, todos sanos y salvos y volverán a casa", dijo el jefe del Ejecutivo en rueda de prensa. Sobre la cantidad pagada por el rescate, Rodríguez Zapatero no ha confirmado la información divulgada por diversas agencias y se ha limitado a decir  que el Gobierno "ha hecho lo que tenía que hacer, trabajando dentro de la legalidad y cooperando con el armador y con todas las familias".

El pesquero se dirige a las Islas Seychelles, donde está previsto que atraque dentro de 40 ó 45 horas. Desde allí, los marineros españoles tomarán un avión rumbo a España para reunirse con sus familias, quienes han permanecido en vilo y nerviosos a la espera de la confirmación de la liberación de los marineros. Nada más conocer la noticia, los familiares han estallado en júbilo: "Es un día superfeliz para todos ellos y para los miles que están detrás", declaró María Ángeles Jiménez, esposa del tripulante del "Alakrana" Gaizka Iturbe y que aún no ha podido hablar con su marido.

Quien sí pudo hacerlo fue la hermana del capitán del Alakrana, Iker Galbarriatu. En una corta pero "emocionada" comunicación minutos después de conocerse la liberación del atunero, Argi Galbarriatu aseguró que la tripulación se encuentra "aliviada" y deseando "llegar a puerto" y todavía con "sorpresa" con la liberación. Galbarriatu explicó que la familia se encuentra "con una mezcla de emociones". "No sabemos si llorar o sacar la botella de champán. La gente que hasta ahora había estado muy fuerte, ahora está llorando como niños. El teléfono se nos va a fastidiar de un momento a otro", dijo.

Quienes también celebran el fin del secuestro son los vecinos de Bermeo, donde reside la mayor parte de los tripulantes vascos. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha mostrado su "satisfacción" en nombre del Gobierno gallego y de toda Galicia. Aunque no hay noticias oficiales sobre los plazos para la llegada, se prevé que el Alakrana arribe el jueves a Puerto Victoria (Seychelles), por lo que, los secuestrados podrían regresar a sus hogares el próximo sábado.

Más sobre: