Conoce por dentro una casa Emisión Cero: La solución eficaz para frenar el cambio climático

En este proyecto, el hidrógeno y los paneles solares son la única fuente de energía

¿Una casa totalmente ecológica? Ahora es posible. Se trata de una nueva e innovadora propuesta para el mundo arquitetónico realizada por la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos. Un increíble proyecto que revoluciona todo lo que se conocía hasta ahora con respecto a la arquitectura ecológica.

El objetivo, aunque pueda parecer futurista, es probar posibles fuentes de energía y alcanzar soluciones para frenar el cambio climático combinando las características de una casa tradicional con la más moderna tecnología. "Lo que estamos tratando de hacer es crear la construcción del mañana, pero que contenga las características de las casas de ahora", afirmaba el director del proyecto Justin Kramer, que resumía la idea en pocas palabras: "Queremos ser el hoy y el mañana al mismo tiempo".

null

 

Así, el suelo elevado, los techos muy altos con empinados tejados en el exterior, el revestimiento de color rojo oscuro, ventiladores de techo, pisos de bambú y vigas de madera rústica rescatada de un granero de Georgia, son algunas de las características de la vivienda tradicional que se fusiona con la modernidad bajo un mismo techo.

Los paneles solares que tiene la vivienda en el exterior anuncian que no se trata de una casa cualquiera, sino de un nuevo concepto de residencia, en la que lo realmente sorprendente es la innovadora idea de convertir el agua en hidrógeno. Este gas serviría como fuente de energía para las noches o los días nublados y lluviosos, en los que el sol brille por su ausencia. El hidrógeno es un gas mucho más seguro que el gas natural y además, una potencial alternativa de bajo coste que se quema limpiamente, sólo emite vapor de agua y calor. Aunque esta idea plantea algunos problemas ya que los aparatos convencionales que utilizamos a diario no están preparados para funcionar de esta manera, sino para funcionar mediante gas natural.

Los propios investigadores y estudiantes de la Universidad se turnarán para vivir en la casa y demostrar que es habitable. "Si la casa no es habitada y utilizada significará que no estamos consiguiendo buenos datos", aseguraba el propio director del proyecto.
Aunque el objetivo final del mismo es la utilización del hidrógeno como fuente de energía aún hay que perfeccionarlo. Mientras tanto, esta casa nos demuestra que estas tecnologías serán aplicables en un futuro no muy lejano.

Más sobre: