Piden 25 años de cárcel para Anthony Marshall por estafar 128 millones de euros a su madre

Es hijo de la filántropa Brooke Astor

Anthony Marshall, hijo de la famosa filántropa neoyorquina Brooke Astor ha sido encontrado hoy culpable, de aprovecharse de su madre en la fase final de su vida. Un jurado popular ha sido el encargado de decidir si Brooke Astor fue engañada por su hijo, aprovechando que padecía la enfermedad de Alzheimer.

Tras más de cinco meses de juicio, los miembros del jurado han encontrado a Anthony Marshall culpable, de engañar a su madre y de estafarle más de 198 millones de dólares. El acusado podría enfrentarse a una pena de más de 25 años de prisión aunque al tener 85 años de edad, podría evitar la cárcel.

Según la decisión del tribunal, el hijo de una de las mujeres más generosas de América, fue declarado culpable de varios delitos, al incrementar su asignación mensual por administrar y gestionar el patrimonio de su madre y por alterar su testamento cuando ella no estaba en condiciones de hacerlo, dado su estado de salud y el avance de la enfermedad que padecía.

También ha resultado imputado el abogado de Anthony Marshall, Francis Morrisey, a quien la fiscalía de Nueva York le acusó de falsificar la firma de la anciana, en las modificaciones que hicieron de su testamento en los últimos años que pasó con vida.

Ya sólo falta que el juez que lleva el caso, imponga la sentencia oportuna a los dos acusados, de un juicio que ha tenido en vilo a toda la alta sociedad neoyorquina.

Y es que Brooke Astor fue una filántropa de los pies a la cabeza. La mayor parte de su herencia, iba a ser destinada a obra social y a distintas organizaciones de ayuda en Nueva York, aunque este triste final, no empañará la intención de esta generosísima señora.

Por el juicio, numerosas personalidades han ido declarando a favor de Brooke Astor. Annette de la Renta, el ex secretario de estado de Estados Unidos, Henry Kissinger o el editor de la revista Vanity Fair, Graydon Carter. También el director del Museo Metropolitan de Nueva York, Philippe de Montebello o la Defensora del Pueblo de la ciudad, Betsy Gotbaum.

Brooke Astor, quien se consideró muchos años como “La dama de América”, falleció el trece de agosto de 2007, a los 105 años de edad y tras pasar los últimos años de su vida, aquejada de distintas enfermedades, entre ellas, el Alzheimer.

Poco antes de morir, el nieto de la anciana, Phillipe Marshall acusó a su padre Anthony, de no cuidar bien a la anciana y de estar enriqueciéndose a su costa.

Brooke Astor, donó a lo largo de su vida más de 200 millones de dólares en distintas organizaciones e instituciones culturales a lo largo de toda la ciudad. Además consideraba esencial visitar los centros donde donaba dinero.

En Nueva York aún recuerdan, que cuando en un barrio marginal aparecía una limusina blanca, sólo podía ser Brooke Astor, ataviada con elegantes trajes y grandes collares de perlas buscando algún comedor o centro de acogida, donde hiciera falta un dinero, que ella consideraba de los demás.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema