Facebook analiza los días más felices del año

La red social estudia la información según el estado de ánimo de sus perfiles

Hay días buenos y días malos para todos. A algunos les cuesta más los lunes, después de un duro fin de semana, mientras que a otros, los jueves supone un día de felicidad, quizás porque el viernes no trabajan.

Sea por la razón que sea, nuestro estado de ánimo varía en la vida diaria, y esto lo podemos reflejar en nuestros perfiles de las redes sociales.

No contentos con ser parte casi esencial de la vida de millones de usuarios por todo el mundo, la red social por excelencia quiere ahora saber también toda esta información relacionada con nuestro estado de ánimo.

En la página de cada usuario, Facebook dispone de una lista de palabras donde pueden encontrarse casi todas las posibilidades de un estado de ánimo, como bien, mal, triste, contento, optimista, deprimido, etc.

Con esta información que el usuario refleja en su perfil, Facebook analiza y actualiza los datos y puede determinar el estado de ánimo general de sus usuarios en días concretos o por causas concretas.

De esta manera se ha comprobado por ejemplo, que el miércoles que ganó Barack Obama las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la felicidad general en Facebook era el doble que la de un miércoles normal. También han destacado que los días con festividades en Estados Unidos, como el Día de Acción de Gracias o el día de Halloween, la felicidad de los usuarios se desborda y se ve modificado en la barra de estado de ánimo de los perfiles.

Pero esta herramienta puede determinar también qué días del año estamos deprimidos o incluso cuales han sido los más tristes.

Desde que Facebook inició este estudio, el 22 de enero de 2008 fue sin duda el día más triste en la red, causado por la repentina muerte del actor Heath Ledger y por el desplome de las bolsas asiáticas. Otro día de enorme impacto pesimista en Internet, fue el pasado 25 de junio de este mismo año, cuando se conoció la noticia de la muerte de Michael Jackson. En ambos sucesos, las palabras en los estados de ánimo de los usuarios de Facebook eran 'trágico', 'deprimido' o 'triste'.

Y es que hasta nuestro estado de ánimo quieren controlar estas nuevas tecnologías. Aunque al mismo tiempo que pueden saber todo de uno mismo, nosotros podemos saber todo lo que concierne sobre los demás.
¿Dónde estará el límite?

Más sobre: