Juegos Olímpicos 2016: Barack y Michelle Obama juegan la baza emocional en su discurso para defender la candidatura de Chicago

El siguiente turno será para Tokio

Obama ha finalizado su discurso ante los miembros del COI y de los representantes de las demás delegaciones que aspiran a albergar los juegos olímpicos del año 2016.

El presidente norteamericano aterrizaba en el aeropuerto de Copenhague tan sólo minutos antes que su delegación comenzara la presentación de la candidatura de Chicago 2016. En una comitiva sin precedentes en Copenhague, Obama se ha dirigido directamente al Bella Center, donde están teniendo lugar las presentaciones finales. Se espera que tan sólo pase cinco horas en Dinamarca y no había tiempo que perder.

Al son de Muddy Watters ha comenzado el primer video. El alcalde de Chicago, Richard Daley ha destacado la importancia de deportistas de la talla de Jesse Owens y de sus éxitos en Berlín, subrayando lo difícil que resultó para muchos deportistas negros la defensa de sus derechos en una triste época del país.

Antes de subirse al estrado la primera dama de Estados Unidos para defender su candidatura, una canción del grupo irlandés U2 ha sonado en el centro. ¿Será posible pedir una candidatura para América con música irlandesa?

Michelle Obama ha continuado la presentación tomando la palabra. Su discurso ha sido toda una lección de frases hechas para emocionar. Ha destacado que ella nació cerca de donde se levantan ahora los estadios olímpicos, y ha pedido oficialmente los juegos para Chicago no sólo como primera dama, ni como ciudadana de Chicago, ni como madre de dos hijas de Chicago, sino como hija. Tras esto ha comenzado a hablar de la esclerosis múltiple que sufrió su padre y como siempre él les inculcó los valores de paz, amor y justicia, y que quizás, los juegos se los brindaría a la gente como él. Lo más duro de las cosas emotivas en estos discursos, es que cada palabra, cada frase está calculado al milímetro, con lo que se sabe muy bien lo que se busca tan emotivamente.

Tras el discurso de Michelle, su marido, el presidente de Estados Unidos ha tomado la palabra. Ha comenzado el discurso recordando la raíz africana de su padre. Posteriormente ha pedido que los juegos se vayan a Chicago por la misma razón que él un día eligió esa misma ciudad. Posteriormente ha continuado apelando a la internacionalidad de la ciudad y ha hecho una afirmación que quedará en la memoria de la presentación, “Nosotros, nos vemos como el mundo”.

Los miembros del COI han respetado la intervención de Chicago y en este momento se encuentran en una pausa, antes que comience la intervención de Tokio.

Más sobre

Regístrate para comentar