La crisis económica reduce el número de divorcios en España

Lo publica en un informe el Instituto Nacional de Estadística

Con la crisis económica la gente ha tenido que acostumbrarse a vivir de una manera más austera y equilibrada. Se tiene que gastar menos si se quiere llegar sin problemas a fin de mes, y hay muchos gastos, que la gente ha decidido eliminar para hacer frente a este problema.

Uno de los cambios que se aprecian ahora a raíz de la crisis, es el número de divorcios que tenemos en España anualmente. El INE ha realizado un informe, con la información que el Juzgado de Primera Instancia le ha facilitado en lo relativo a procesos de disolución del vínculo matrimonial.

Del informe podemos destacar que el número de divorcios y de separaciones en España, se ha reducido un 13,5 por ciento comparado con el año anterior. De esta manera, si comprobamos los divorcios que hubo en el año 2006, que fueron 145.919, los de 2007 que fueron 137.510 y los de 2008 que fueron 118.393, vemos que se han reducido de manera muy significativa.

Según el informe, la mayoría de las personas que deciden separarse tienen poco más de 40 años y llevan casados una media de 15,6 años. Además, se está cambiando también la forma de interrumpir las relaciones, ya que las separaciones han caído en un 24 por ciento mientras que los divorcios suponen ahora el 92,5 por ciento de las rupturas.

Otro dato que revela el informe es que el 54 por ciento de los matrimonios disueltos en 2008, tenían hijos menores de edad, donde un 86 por ciento, la custodia correspondió a las madres y en un 9,7 por ciento de los casos, la custodia fue compartida.

Por comunidades autónomas, las que registraron más rupturas entre sus habitantes fueron, Melilla, con 3,58 separaciones por cada 1.000 habitantes, seguida de Canarias, con 3,28 separaciones y Cataluña con 2,98 rupturas. Por el contrario, las provincias más propicias para que dure una relación fueron Castilla y León, con 1,75 separaciones por cada 1.000 habitantes, seguida de Extremadura, con 1,80 y Castilla La Mancha, con 1,83 separaciones.

La edad media para lo divorciarse está presente también en el informe. Los varones se divorcian con 44,2 años de edad mientras que las mujeres lo hacen con 41,7 años.

El estudio revela también la rapidez en efectuarse los divorcios. Así, en 2008, el 71 por ciento de los divorcios se resolvió en seis meses mientras que el 8,5 por ciento, tardó más de un año en regularizar su soltería.

Parece que la crisis está haciendo mella también en las relaciones sentimentales. Quizás las dificultades que tenemos ahora nos hacen aguantar y no tirar la borda una trayectoria en común aunque en muchos casos, es algo inevitable.

Más sobre: