Vuelven a detener al sospechoso del asesinato de la estudiante de Yale

La investigación se centra en conocer el móvil del crimen

A medida que pasan las horas, el asesinato de la joven estudiante Annie Lee en la Universidad de Yale resulta más misterioso.  La Policía de Connecticut ha vuelto a detener al Raymond Clark, arrestado ayer como principal sospechoso y puesto en libertad horas después. La investigación se centra ahora en descubrir el móvil del crimen para resolver los hechos.

Joe Avery, portavoz policial, aseguró que los análisis de ADN realizados al chico (que tenía unos rasguños en el pecho que lo encaminaron a la detención) y a la víctima han demostrado que Raymond Clark, en principio, no tuvo nada que ver con el crimen, según reporta la agencia EFE. Las sospechas sobre el joven podrían dar un giro de 180 grados y disiparse en un plazo de hasta 72 horas, si los tests de ADN le exculpan definitivamente, o bien devolverle al número 1 de la lista, como ha sucedido. La policía ha informado de que Clark está acusado de la muerte de la joven estudiante.

En la investigación,  se ha interrogado a las más de 100 personas que tuvieron acceso al edificio donde apareció su cadáver. Aún se desconoce cuáles fueron los motivos que llevaron a cometer semejante tragedia.

El asesinato de Annie Lee, de 24 años, de origen asiático, ha sacudido a la opinión pública estadounidense y la tragedia ha conmocionado a todo el campus. Desapareció el pasado martes y su cuerpo fue hallado el domingo, precisamente en el que iba a ser el día más feliz de su vida: su boda.

El cuerpo sin vida de la joven estaba detrás de una pared, entre tuberías y cables, en el sótano de unos laboratorios de biología molecular de la universidad.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más