Una anciana se sienta en el banquillo por las tragaperras

La mujer se gastó una herencia en las máquinas de juego

Todos los días aparece gente que nos sorprende desde los rincones más inesperados del globo. En esta ocasión, desde Sydney, Australia, nos llega la noticia de una mujer, Catherine Hawdroft, quien se sienta hoy en el juzgado de la localidad australiana de Canberra.

La razón por la que la anciana se sienta en el banquillo, es la de responder a los 299 cargos, que sus hijos han interpuesto contra ella por una supuesta apropiación indebida del dinero de la herencia que su padre les había dejado al morir.

Concretamente, la anciana se ha gastado el total del dinero de la herencia jugando a las máquinas tragaperras. Los hijos de la anciana no podían creerse lo sucedido cuando descubrieron que su madre había vendido en secreto las propiedades que les adjudicaba su marido al morir, tanto a ella como a sus hijos y nietos.

En total, la mujer tardó cerca de tres años en gastarse todo el dinero de la herencia alcanzando una suma total de 523.00 dólares australianos, 312.177 euros.

Una situación bastante delicada se ha vivido durante la primera vista del juicio, donde la anciana, delante de sus tres hijos, ha tenido que escuchar en voz alta los cargos por los que se la imputa y se ha puesto a llorar en medio de la sala.

Lo delicado de esta situación es que pasará ahora que la anciana se ha gastado el dinero y ha vendido las propiedades de la herencia. ¿Querrán los hijos que la mujer vaya a la cárcel por engañarles y por gastarse la herencia de su marido? o ¿es que la mujer está en su derecho de haberse gastado el dinero de su difunto marido sin tener por que contar con sus hijos?

Al parecer, el testamento adjudicaba también partes para los hijos y para los nietos y la anciana, podría haber aprovechado su situación de albacea del testamento, para gastarse el dinero.

Es bastante delicado aproximarse a lo que pasará cuando el juez de Canberra dicte sentencia a este caso. Cualquier juicio familiar, entre una madre y sus hijos no es plato de buen gusto para ninguna familia, mucho menos tratándose de temas de dinero y más aún si hay problemas de juego relacionados por medio.

Es curioso ver como un problema de juego hace ricos a unos y pobres a otros al mismo tiempo. Los casinos producen una enorme cantidad de dinero al día, y las máquinas tragaperras son una gran fuente de ingresos para los mismos. Aún hay gente que piensa que los casinos están ahí para que vayas, juegues y ganes dinero, cuando en realidad, normalmente pierdes. Es lógico, están hechos para que pierdas, si ganaramos siempre, no sería rentable. Por eso siempre ganan ellos.

Estaremos pendientes de la sentencia para saber el futuro de Catherine Hawdroft, que se conocerá en los próximos días.

Más sobre

Regístrate para comentar