La esposa de Madoff, demandada por llevar una 'vida de esplendor durante décadas' gracias al dinero de la gran estafa

Ruth Madoff ha sido demandada por 44,8 millones de dólares (32 millones de euros)

Que la suerte de los Madoff ha dado un giro radical en los últimos meses es un hecho. Con el magnate encarcelado y sentenciado a 150 años de cárcel, ahora el objetivo apunta a Ruth Madoff, la esposa del financiero, quien ha sido demandada por llevar “una vida de esplendor” durante décadas gracias al dinero de los inversores de su marido. Una vida de lujo valorada en 44,8 millones de dólares, unos 32 millones de euros.

La demanda ha sido presentada por el administrador legal de los bienes de Madoff, el abogado Irving Picard, ante la corte de bancarrotas del distrito sur de Nueva York. En ella detalla carísimos gastos, como la compra de un yate por valor de 2,3 millones de dólares (1,6 millones de euros) a cargo de la corporación de Bernard Madoff. Además, Ruth Madoff también habría dispuesto de una tarjeta de crédito de la empresa y se habría gastado más de un millón de dólares (casi 800.000 euros) en compras personales, según detalla el periódico New York Post.

El diario también cuenta los motivos que alude Picard para presentar esta demanda. La intención es recuperar dinero para compensar a las víctimas del fraude de Bernard Madoff, la mayor estafa piramidal de la historia, valorada en más de 50.000 millones de dólares, y uno de los casos que más ha sacudido a la opinión pública estadounidense.

Aunque un juez federal permitió a Ruth Madoff conservar 2,5 millones de dólares (1,85 millones de euros) a cambio de no reclamar nunca sus bienes (valorados en 80 millones de dólares), ahora la acusación quiere recuperarlos como parte de la compensación a las víctimas. Un nuevo varapalo para la mujer del ex financiero, que había declarado su “enfado” por la persecución diaria a la que la someten los paparazzi de la ciudad de Nueva York.

El magnate, “sorprendido” por que no le pillaran antes
Mientras tanto, Bernard Madoff cumple su condena de 150 años en la prisión de Carolina del Norte. Desde allí ha concedido su primera entrevista desde que se destapara su fraude a dos abogados de San Francisco, Joseph Cotchett y Nancy Fineman, que representan a los inversores estafados. El propio Madoff se mostró muy sorprendido por que su fraude durara tanto tiempo y llegara tan lejos. "En varias ocasiones me reuní con la SEC -Comisión de Valores de Estados Unidos- y pensé 'ya me han pillado'”.

Según los abogdos, el ex banquero se mostró muy abierto y consefó que tenía remordimientos por el millonario engaño a nivel mundial que llevó a cabo durante décadas. De esta conversación, que duró más de cuatro horas, los letrados sacan la conclusión de que el hermano del magnate, Peter Madoff, también tiene su parte de responsabilidad en el entramado. Unas declaraciones que han colocado a Bernard Madoff nuevamente en las portadas de los periódicos estadounidenses.

Un reo más en la prisión
Entre tanto, Bernard Madoff, prisionero número 61727-054 (según publica Associated Press), vive desde el pasado 14 de julio en la que será su definitiva casa: una celda con dos literas, un lavabo y un retrete, sin más comodidades que la televisión en la sala de estar comunitaria y con tiempo de ocio limitado. Un cambio radical en la vida del ex gurú de las finanzas, que fue presidente del Nasdaq y uno de los asesores financieros más reputados de Estados Unidos, que ha dejado atrás una vida de grandes lujos para acabar entre rejas. Pocas comodidades ante las que Madoff no parece quejarse, y además, tiene ya un trabajo que le mantiene ocupado: en la sección de grabados de la cárcel, “donde fabrica carteles para escritorios y puertas desde las siete de la mañana a las dos y media de la tarde", según ha informado el New York Post.

Madoff se declaró culpable de los cargos de fraude y blanqueo de dinero en uno de los juicios más sonados de la historia, y fue condenado a 150 años de prisión por cometer la mayor estafa “Ponzi”, en la que los inversores reciben sus beneficios con el dinero de nuevos inversores, por lo que cuando fallan nuevos inversores, el fraude se destapa.

Más sobre

Regístrate para comentar