Se busca joven para consejero delegado de una gran empresa... por un día

Un singular concurso busca 15 jóvenes talentos para ejercer de sombra de un gran empresario durante 24 horas

Se podría decir que es un concurso al más puro estilo Operación Triunfo, sólo que en el campo empresarial. El programa “Consejero delegado por un día” ofrece la posibilidad a un joven estudiante de sentarse en la butaca de un magnate empresarial durante una jornada. 24 horas en las que los 15 triunfitos seleccionados podrán experimentar en primera persona la rutina de un peso pesado de los negocios: reuniones con la junta directiva, toma de decisiones, horarios intempestivos... Un insólito premio que hará, durante ese corto período de tiempo, que un becario llegue a lo más alto.

A la propuesta ya se han inscrito 3.123 participantes, y la competencia por convertirse en superdirectivo es feroz. De entre ellos, sólo 15 podrán ponerse la corbata y el traje propios de un importante magnate, y el camino no es en absoluto fácil. Pruebas de inteligencia, infinidad de exámenes, dinámicas de grupo, entrevistas personales... en definitiva, el mismo proceso por el que pasaría un candidato auténtico a consejero delegado de una gran empresa. Todos los inscritos son estudiantes de últimos cursos o recién licenciados en la carrera de Empresariales y deberán probar no sólo sus conocimientos, sino algo mucho más perspicaz: talento y capacidad de liderazgo. Unas cualidades indispensables para cualquier alto ejecutivo.

¿Cuántos de ellos, que apenas superan los veinte años, habrán soñado alguna vez con estar al mando de una gran empresa? Probablemente todos. Más de 2.033 universitarios pasaron con éxito las primeras pruebas, tests online de inteligencia, grado de motivación, gestión de la información, razonamiento numérico y verbal, entre otros conformaron la primera criba. De entre todos ellos sólo 266 aspirantes han conseguido llegar a las fases finales, y más aún, convencer a los seleccionadores de que son los mejores para el puesto. Porque no solamente hay que serlo, sino que poder demostrarlo.

Detrás de la iniciativa está la consultoría especializada en selección y evaluación de profesionales Hay Selección, junto con otras entidades, que ha realizado pruebas para los alumnos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Valladolid y Vigo, exactamente iguales que las que harían a los aspirantes a dirigir una gran multinacional.

"Queremos que los jóvenes más brillantes se sientan atraídos por la empresa. Así, en el futuro podremos elegir a los directivos entre los mejores", aseguraba al periódico El País (participante en el proyecto) Sonia María Pedreira, consejera delegada de Hay Selección. "Buscamos romper los estereotipos negativos sobre la empresa privada; que los jóvenes vean que la meritocracia funciona, que en las compañías hay valores."

El nombre de los superdirectivos ganadores se conocerá en septiembre. Aún no se ha dado a conocer el nombre de las empresas que acogerán a estos jefes provisionales, pero desde la organización aseguran que son las empresas españolas más potentes, que se han embarcado en este insólito proyecto con la misma seriedad e ilusión que los jóvenes aspirantes. Quienes se queden atrás, no habrán perdido el tiempo, ya que habrán adquirido una experiencia inconmensurable en procesos de selección y además, se les explicará cuáles son los puntos débiles que les han apartado del jugoso premio y se les orientará por qué facetas profesionales deberían encauzar su carrera. Un pistoletazo de salida que seguro les valdrá muchos otros éxitos futuros.

Más sobre

Regístrate para comentar