El barco de la serie ‘Vacaciones en el mar’, inmovilizado por las deudas de su propietario

La empresa propietaria es española y preparaban su remodelación en los próximos meses

En verano, la programación de entretenimiento de la televisión ha tenido una misma banda sonora, durante algo más de treinta años, la sintonía de “Vacaciones en el mar”. Pasajeros y tripulación, protagonizaban unas idílicas vacaciones a bordo de un impresionante crucero, el “Pacific Princess”, con el que visitaban las ciudades más exóticas del momento y con el fin último de entretener y hacer disfrutar al espectador con su inocente guión. Todos hemos viajado alguna vez a las órdenes del Capitán Stubing, el doctor Adam o los miembros de la tripulación, Isaac y Julie mientras en cada episodio se subía al barco una nueva oleada de pasajeros con sus historias, sus tramas y su desenfreno por disfrutar de tan deseadas vacaciones. Quien no recuerda la entrañable canción de cabecera interpretada por Jack Jones.

 

 
Hoy, el paradero de aquel mítico barco no es tan alentador como lo era su serie. De hecho, el “Pacific”, como se llama ahora el crucero, ha sido retenido por la Capitanía del puerto de Génova, por unas supuestas deudas entre la empresa propietaria del barco, la española Quail Cruises, y las dos compañías acreedoras, la empresa italiana San Giorgio del Porto, y el operador turístico brasileño, CVC Tour Ltda.

La razón de esta situación respondería a una deuda de la empresa española de más de cinco millones de euros con cada una de las empresas acreedoras, según la información publicada por la revista Ship2Shore.

La nave, que llegó al puerto de Génova en el mes de noviembre, debería haber estado operativa desde el pasado mes de marzo pero la compañía propietaria del buque ya anunció hace algunas semanas que la nave sería sustituida por el barco “Gemini”, para cubrir las rutas entre las Islas Baleares, Livorno o Civitavechia, rutas que debería cubrir el mítico barco televisivo.

Anteriormente, el “Pacific Princess” ya pasó por alguna operación algo delicada, cuando fue retenido por la fiscalía griega, en el puerto de Pireo, por su presunta vinculación a una red de tráfico de drogas que operaba entre el norte de África y varios países del Mediterráneo, entre los que estaba España.

La empresa propietaria había adquirido el buque hace algo más de un año y no sólo se trataba de poseer uno de los cruceros más reconocidos del mundo sino que además, la historia de sus paredes, sus salones, su proa y su popa, habían sido testigos de mil y una historias que nos amenizaron durante varias décadas. Lana Turner, Jaime Lee Curtis o Ursula Andress, han sido algunos de los nombres que embarcaron en algún puerto al “Pacific Princess”, para pasar alguna de sus inolvidables vacaciones en el mar.

Y es que la crisis económica parece no dar tregua ni a empresas, negocios y ni siquiera, a símbolos de una época. La caída que ha experimentado el sector del turismo, es la causa por la que el “Pacific Princess” está retenido.

Siempre nos quedará la nostalgia y el recuerdo, de aquellos veranos cómicos e inocentes que nos enseñaba “Vacaciones en el mar”.

Esperemos que la situación pronto se pueda arreglar para que al “Pacific”, le queden aún, muchas millas que navegar.

Más sobre

Regístrate para comentar