Unas famosas cuevas británicas ofrecen un puesto de bruja: se buscan aspirantes con conocimientos de magia

Las interesadas deben saber reír socarronamente, tener nociones de brujería y magia, y vestir con gorro de pico negro

En tiempos de crisis todo empleo es bien recibido. Y más aún si la oferta incluye vivienda y un generoso sueldo fijo. Un anuncio así de apetecible ha saltado a la prensa británica, pero los ingleses no cejan en su asombro. Ha sorprendido a todos, y no por sus condiciones sino por su naturaleza: las famosas cuevas Wookey Hole, en Somerset (Reino Unido), buscan nueva "bruja".

Resulta que la anterior se ha jubilado. Y es que las "brujas" también tienen derecho a un descanso. Ahora las cuevas abren un proceso de selección para este singular puesto. Las cuevas han hecho un llamamiento a todas aquellas "brujas descontentas” que vagan por el país sin poder dedicarse a su verdadero oficio. La afortunada cobrará 50.000 libras (58.3336 euros) al año, pero las miedosas no son aptas para este trabajo, ya que la seleccionada tendrá que vivir en las mismas cuevas, un lugar “espacioso” y acogedor.

Su trabajo es lo que podríamos esperar de cualquier “bruja” convencional: deberá saber reír socarronamente y mantener en todo momento esa actitud irónica y maligna que desprenden las de su especie. Y no solo esto, también deberá estar al día en todo tipo de conjuros y pociones, ya que enseñará brujería y magia a todos aquellos que visiten las cuevas.

Pero,¿qué se puede esperar de una entrevista laboral de estas características? El anuncio advierte que todas las “brujas” interesadas deberán aparecer vestidas como tales, y nos podemos hacer una idea: ropas oscuras, sombrero de pico, cabello desaliñado, nariz prominente y un toque en forma de verruga seguro que son las claves ganadoras. Además, deberían ir armadas con todo lo necesario, esto es, una buena escoba voladora, frascos, hierbas y pociones para desplegar todos sus poderes y superar así las pruebas que se les realizarán.

Además de la actitud, la imagen juega un papel importante en este trabajo. El portavoz del centro, Daniel Medley, ha explicado a los medios de comunicación que lo más importante es la verosimilitud: "Wookey Hole quiere que la elegida desempeñe un papel y luzca como una arpía, para que las personas que visitan las cuevas puedan tener una idea de cómo era el sito en la época del Oscurantismo".

La importancia del papel se debe a la leyenda de la siniestra bruja que habitaba las cuevas. "Estamos hablando de la época en que una vieja vivió en estas cuevas con algunas cabras y un perro. Causaba una serie de males sociales, como la pérdida de las cosechas y enfermedades", ha contado Medley.

Aparte del temor que infunda en los visitantes, la única pega que podríamos poner a este singular empleo es que las épocas de más trabajo coinciden con los períodos de vacaciones. Según recogen algunos medios, Rachael Canter, de la BBC, explicó que la nueva bruja deberá trabajar mucho verano, Halloween y Navidad, así como "fines de semana y en vacaciones escolares". El nombre de la afortunada se conocerá el próximo 28 de julio.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más