Pamplona da el chupinazo a los Sanfermines 2009

La capital navarra ya está completamente teñida de blanco y rojo, y abarrotada por miles de aficionados a la fiesta

A las 12 de la mañana, como cada seis de julio, miles de personas asistían al chupinazo en la plaza del Ayuntamiento y se anudaban el mítico pañuelo rojo al cuello. Así comienzan los días más grandes de Pamplona: nueve días de fiesta y toros que atraerán a cientos de miles de personas venidas de todos los rincones del planeta. Pamplona ya se tiñe de blanco y rojo: arrancan los Sanfermines 2009.

"Pamplonesas, pamploneses, ¡Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín! Felices fiestas”. Con estas palabras, la portavoz del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, Maite Esporrín, prendía la mecha del tradicional chupinazo, "feliz, contenta, ilusionada y emocionada", ante la atenta mirada de todos los sanfermineros.

Los Sanfermines tendrán este año un nuevo agente, la crisis, que ha reducido los presupuestos para las actividades culturales en un 10 por ciento. Un total de cuatro millones de euros más que suficientes, según la alcaldesa de la ciudad Yolanda Barcina, para disfrutar de las fiestas, ya que “para las ganas no existen crisis”. Este año, los sanfermineros podrán disfrutar de 592 actividades “de gran calidad y variedad”, que llenarán la capital navarra de fiesta, música, luces y gentes.

Completamente teñida por el blanco y el rojo, la ciudad se convuerte “en un gran escenario abierto que entremezcla sentimientos y diversión», asegura Barcina en el programa de fiestas. «Por delante tenemos 204 horas de alegría y una oportunidad inmejorable para reír, disfrutar y compartir, ya que todos estamos llamados a participar en esta gran fiesta cuyos únicos requisitos son las ganas de pasarlo bien y el respeto a los demás y a la ciudad».

Y es que Pamplona entera se vuelca por completo durante estos días. La fiesta es tan importante para la ciudad que un gran reloj situado en la calle Estafeta (donde los toros dan su última curva en los encierros antes de entrar a la plaza) realiza una esperaísima cuenta atrás durante el año entero, con los días que faltan para una de las festividades más famosas del mundo entero.

Todo está listo y preparado para hacer de estas fiestas. Un gran dispositivo de seguridad y limpieza velará por que la fiesta sea precisamente eso, fiesta, y para que todo el mundo pueda disfrutar de estos días tan especiales. Un total de 2.930 policías (nacionales, Guardia Civil, forales y Policía Municipal), apoyados por 400 voluntarios de DYA (servicio de emergencias) y 350 de Cruz Roja son quienes hacen posible que pamplonicas y forasteros disfruten de estos nueve días. Además el Ayuntamiento ha editado 100.000 trípticos informativos en cuatro idiomas (castellano, euskera, inglés y francés) con el plano de la ciudad y consejos para los encierros. Y como no podría ser de otra forma, cientos de periodistas han desplegado ya miles de cables, cámaras, focos y micrófonos para restransmitir a todo el mundo el espíritu de las fiestas de San Fermín.

Hoy Pamplona ha dado el pistoletazo de salida a esta gran fiesta, pero mañana 7 de julio es el día más simbólico, ya que es la festividad de San Fermín y se celebra la procesión en honor al santo por las calles de la parte vieja de la ciudad.

Más sobre: