El estafador Bernard Madoff se enfrenta a una pena de 150 años de cárcel

A pesar de la condena, el acusado tiene derecho a apelar la sentencia

El financiero y ex presidente de Nasdaq, Bernard Madoff, ha sido condenado a 150 años de cárcel acusado de haber sido el creador de la mayor estafa económica que se conoce, según ha dictaminado el juez federal Denny Chin y ha difundido la cadena etadounidense CNN.

Bernard Madoff, de 71 años, fue detenido el pasado 11 de diciembre tras haber confesado a sus hijos, que durante los treinta años que la empresa Bernard Madoff Invesment Securities funcionó, había estafado más de 50.000 millones de dólares con la técnica de la estafa piramidal. Esta manera de hurtar dinero, basado en el esquema de Ponzi, consistía en pagar los intereses de las inversiones de sus socios, con las aportaciones de capital de socios nuevos, es decir, nunca invirtió un solo dólar.

Madoff consiguió establecerse como uno de los economistas más brillantes durante las décadas setenta y ochenta. Fue nombrado presidente de Nasdaq, el mercado de acciones de Wall Street y adquirió una fama de “gurú” de las finanzas.

En su empresa, Madoff prometía una rentabilidad anual del 10%, es decir que si le prestabas cien millones de dólares, la empresa te devolvería diez millones anuales además de la inversión inicial. Nunca consiguió cuajar estos intereses y comenzó a diseñar su mentira económica pagando las deudas con sus primeros socios con los fondos que los nuevos engañados, aportaban a la empresa. Tras treinta años de mentira, la bola estalló para Madoff y se cree que en un intento de mantener a su familia de lado, Madoff confesó para que no embargaran los bienes a nombre de su mujer y de sus hijos.

De momento, además de enfrentarse a esta condena de 150 años de cárcel, Madoff deberá devolver la cantidad estafada a sus clientes durante todos estos años. Su famoso ático de dos plantas en el barrio neoyorquino de Manhattan así como su casa en los Hamptons como las demás propiedades, incluyendo barcos y exclusivos coches, están siendo embargados para poder pagar parte de lo estafado a sus víctimas, que se cifran en 1.341 personas.

Lo realmente extraño en la estafa de Madoff es que entre las personas engañadas se encuentran banqueros internacionalmente reconocidos como muchos economistas que no supieron descubrir el engaño de Madoff. No sólo eso, sino que “Bernie” como se le califica en la prensa estadounidense, debía elegir quien podía y quien no podía invertir en su fondo de inversión. Aprovechando su fama y sus contactos entre la comunidad judía de Nueva York, Madoff hizo de su firma, una exclusiva oportunidad que no estaba condicionada por la cantidad de dinero que tuvieras sino por el beneplácito de su presidente.

No sabremos cuanto tiempo pasará realmente Madoff entre rejas pero desde luego será recordado como el mayor estafador de nuestra historia.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más