Este año gastaremos menos en las rebajas: 90 euros por persona

Los madrileños emplearán una media de 105 euros, por debajo de la cifra de 2008, mientras que los extremeños desembolsarán 80 euros

Las rebajas de este año no parecen ser el aliciente definitivo para reactivar el consumo. Según un estudio elaborado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), los españoles gastarán una media de 90 euros en el período de rebajas, una cifra inferior a los 95 de media del año pasado, y la más baja de los últimos diez años. Habrá que esperar a averiguar si las próximas rebajas batirán récords de descuento, como lo hicieron la pasada temporada.

Según el informe, casi cuatro de cada diez hombres y algo más de cinco de cada diez mujeres aprovecharán las rebajas, aunque lo harán menos que en otras ocasiones. El motivo principal, como es evidente, la crisis y sus consecuencias. El 12 por ciento asegura que reducirá su presupuesto por la crisis económica y un 37 por ciento porque su capacidad de gasto se ha resentido. Aquellos que han decidido no gastar en las rebajas también tienen en la crisis la causa principal: al menos, así lo reconoce un 82 por ciento.

Así lo reconoce también Agustina Laguna, presidenta de FUCI, que ha asegurado que “la crisis lleva a los consumidores a comprar sólo los artículos que realmente necesitan prescindiendo de lo superfluo a pesar de los agresivos descuentos que los comercios van a hacer".

Lo que está claro es que los productos más demandados siguen siendo los mismos: las mujeres (seis de cada diez) prefieren invertir en ropa y complementos, mientras que los hombres diversifican más sus preferencias. Así, lo más atractivo para ellos es la tecnología, seguida de la moda, y el calzado.

Reducción del presupuesto
Una de las principales conclusiones del informe es que gastaremos con mesura y que compraremos solo lo necesario. No obstante, tan solo un 32 por ciento está dispuesto a redactar una lista de la compra y el porcentaje restante se dejará llevar por las ofertas.

Lo que sí tienen claro los consumidores es aquello de lo que prescindirán: un 31 por ciento saldrá en busca de chollos, un 23 por ciento rechazará las marcas y un 10 por ciento comprará menos artículos de lujo.

Esta radiografía se realizó el pasado mes de mayo tomando una muestra de 3.000 personas de todo el país. Encabezan la lista Madrid (105 euros por persona), Valencia (102 euros) y La Rioja (100 euros), mientras que Extremadura (80 euros por persona), Galicia y Cantabria (con 81 euros ambas) serán las menos consumistas durante los próximos meses de verano.

Se mantienen por encima de la media País Vasco, con 98 euros, y Cataluña y Navarra, con 95 euros cada una de ellas.
La única autonomía que subirá el gasto respecto al año pasado es Canarias, con una media de 90 euros. Cifra que comparten con Andalucía, Baleares, Canarias y Castilla-La Mancha. Detrás, se sitúan Murcia (88 euros), Castilla y León (86 euros), Aragón (85 euros) y Asturias (82 euros).

Un consumo racional
La FUCI recomienda gastar con prudencia y que el consumo sea racional y exigente, ya que recuerdan que en época de rebajas, lo que disminuye ha de ser el precio y no la calidad. La idea más efectiva para no gastar por encima de nuestras posibilidades es la de realizar una lista y fijar un presupuesto previo. Y, por supuesto, respetarlo a rajatabla.

Más sobre: