Aparece el niño perdido de Long Island, medio siglo después de su desaparición

Un hombre de 54 años de edad dice ser Steve Damman que desapareció hace más de 50 años

Todo comenzó en una panadería de Long Island en el año 1955. Marilyn Damman, casada con Jerry Damman y madre de dos hijos, Steven y Pamela, estuvo paseando por el East Medow de Long Island acompañada de sus hijos y mientras su marido estaba trabajando. Se detuvo en una panadería a la que acudía normalmente para comprar el pan. Marilyn Damman dejó en la puerta de la panadería a su pequeño Steven, que por entonces tenía dos años de edad y a su hermana Pamela, que era apenas un bebé, mientras ella recogía el pan para poder ir a su casa. En el reducido espacio de tiempo que tardó en salir, sus dos hijos habían desaparecido.

Marilyn acudió a la policía rápidamente y en seguida pudieron encontrar el cochecito de Pamela, a pocas manzanas de distancia de la panadería donde desaparecieron. Steven no estaba con ella y no se supo nunca nada más sobre él.

Durante varios meses, miles de policía estuvieron buscando al pequeño por toda la zona. Nunca apareció. Tras la desesperación de haber perdido a su hijo, Jerry Damman decidió poner tierra de por medio y mudarse con su familia a Nueva York.
Tras pasar cierto tiempo en esta ciudad, la familia decidió mudarse a Iowa, a vivir un poco alejados del bullicio de las grandes ciudades y se compraron una granja para poder vivir con tranquilidad el resto de sus vidas.

Esta aparente calma se truncó hace seis meses, cuando un hombre de unos 54 años de edad, vecino de Michigan afirma ser Steven Damman y que lleva más de medio siglo sin saber nada de su familia.

Desde el primer momento, Steven Damman ha estado en contacto con la policía del condado de Nassau, en Nueva York y con el grupo que investiga las desapariciones del FBI, en el estado de Detroit.

Hace algunos años, la hermana de Steven, Pamela, tuvo que someterse a unas pruebas de ADN en relación con un niño encontrado muerto en una caja, en Philadelphia, desde 1957. En este caso, todo apuntaba desde un principio que no guardaría relación con el pequeño Steven Damman.

En esta ocasión, la policía de Nassau encontró indicios suficientes para creer en la veracidad de este hombre que afirma ser Steven Damman. El teniente de la policía de Nassau , el detective Kevin Smith, al comprobar estos indicios y mantener contacto con el supuesto Steven, cedió el caso al departamento de desaparecidos, que el FBI tiene en Detroit.

Una portavoz de dicho departamento, Sandra Bertchold, declaraba para la CNN que “el FBI investiga todas las pistas en los casos de secuestro y en este caso se están haciendo pruebas de ADN para confirmarlo”

Jerry Damman, declaraba para la misma cadena que “una persona nunca debe abandonar la esperanza por muchos años que pasen” y aunque realmente han sido cincuenta años los que han pasado, nunca es tarde y menos para finales felices.

Más sobre: