Karina, de dos años, es la persona más inteligente de Reino Unido: tiene el mismo cociente intelectual que Stephen Hawking y Bill Gates

La pequeña británica ha obtenido una puntuación de 160 en un test de inteligencia

Karina es prácticamente un bebé. Tiene el pelo claro, la mirada viva y la sonrisa de una niña de dos años. Le gusta pintar y jugar con muñecas. Hasta ahí todo normal. Pero detrás de esta apariencia angelical, se esconde un auténtico genio.

Karina Oakley es superdotada. Se dice que los niños vienen al mundo con un pan debajo del brazo, y en el caso de Karina, parece tratarse más bien de una dosis extra de inteligencia. Es tan lista, a su edad, como el extraordinario científico Stephen Hawking o el fundador de Microsoft, Bill Gates. Es, por tanto, una de las personas más inteligentes de su país, Reino Unido.

A pesar de ser prácticamente un bebé, Karina habla con fluidez y es muy ocurrente. La pequeña ha obtenido un resultado de 160 en un test de inteligencia. A sus dos años, ha bordado este examen de 45 minutos que mide el cociente intelectual, y que evalúa retos como habilidad verbal, memoria, destreza con un lápiz, números y formas. Su madre, Charlotte Fraser, que se dedica al marketing, ha declarado al diario británico Daily Mail que sabía que su hija “era brillante, pero no tan brillante”. El padre de la niña, Nick, es programador informático.

Karina cumplirá tres años este verano y ha dejado boquiabiertos a todos los expertos especializados en “niños genio”. Tiene una capacidad asombrosa para retener todo lo que le interesa y todas las cosas nuevas que aprende. El profesor que la evaluó encontró que la niña tiene una especial predisposición a aprender palabras y una “imaginación maravillosa”.

"Tiene una memoria muy buena y siempre está atenta a todo lo que ocurre a su alrededor", cuenta Charlotte. Y es que Karina siempre pregunta por todo, está interesada en multitud de cosas.

Charlotte decidió que el profesor Joan Freeman, especialista en educación y psicología, le hiciera un test después de ver un programa de televisión sobre niños prodigio. “Bastante gente me ha dicho que Karina es inteligente, brillante y clara a la hora de hablar y muy rápida para entender las cosas”, ha contado la orgullosa mamá.

"Karina es una pequeña adorable, responsable y simpática”, dice el profesor, “Es más que una niña despierta y brillante; es superdotada”. El hombre se percató de que Karina ofrecía respuestas muy imaginativas a sus preguntas. Por ejemplo, a la pregunta de “¿Para qué utilizas tus ojos?”, la pequeña contestó “Se cierran para ir a dormir”, y añadió, “Para poner las lentillas”.

Sobre de dónde le viene esta inteligencia, la madre de la pequeña ofrece su propia versión: “He estado en casa con ella durante casi tres años. Siempre le he hablado mucho, y siempre he procurado contestar a sus preguntas. Hacemos muchas cosas, vamos al parque y estamos apuntadas a diversos grupos. No sé si es eso, combinado con algo con lo que la niña nació”.

De esta forma, la pequeña es una candidata ideal para entrar en Mensa, la exclusiva organización internacional que agrupa a los cerebros más brillantes del mundo.

Más sobre

Regístrate para comentar