Las universitarias dirían ‘no’ a un trabajo que no les permita conciliar con su vida familiar

La flexibilidad laboral es uno de los factores clave para aceptar un empleo

En temas de conciliación y flexibilidad laboral, mujeres y hombres mantienen diferentes puntos de vista. Mientras que ellas renunciarían a un trabajo que no les permitiera conciliar su labor profesional con su vida familiar, ellos no están tan predispuestos a rechazar un empleo por este motivo.

Esto es lo que viene a decir un estudio realizado por la Asociación Mujer, Familia y Trabajo entre estudiantes de distintas universidades de la Comunidad de Madrid. La conclusión es muy clara: si, para ellas, la flexibilidad de horarios es un factor determinante a la hora de ponerse a trabajar, para ellos resulta más importante otro tipo de criterios, como un mayor sueldo, aunque gocen de menos tiempo libre: tan solo un 26,8 por ciento de ellos lo haría.

No obstante, el chicos y chicas coinciden en que aplazarían el ser padres por cuestiones laborales: casi siete de cada diez estaría dispuesto a ello hasta contar, probablemente, con un empleo más sólido.

El estudio se ha elaborado entre más de mil universiarios, con una media de 22 años, tanto de centros públicos como concertados de la comunidad, y sus conclusiones se han dado a conocer en el octavo congreso Mujer, Familia y Trabajo celebrado en Madrid. En su intervención, la presidenta de la comunidad, Esperanza Aguirre, ha abogado por por favorecer un "cambio cultural" por medio de políticas laborales que favorezcan la igualdad y la conciliación

Poca presencia femenina en altos cargos
Durate el congreso, Aguirre ha señalado que las empresas que apuestan por la conciliación consiguen una mayor productividad y rentabilidad y ha asegurado que hay que buscar “nuevas fórmulas” para compaginar de una manera “equilibrada” el empleo remunerado y otros aspectos de la vida personal.

Y es que los problemas a la hora de conciliar estos dos aspectos son una de las causas por las que la presencia femenina en altos cargos es considerablemente menor que la masculina. Así, la directora de recursos humanos del Banco de Santander, Ana Bolado, ha resaltado que la presencia de directivas en las empresas 'está muy por debajo de la cuota natural'. De hecho, sólo un 8 por cierto de los cargos de las empresas del IBEX son mujeres, '41 de 512', precisó Aguirre.

El paro, especialmente duro con las mujeres
Según los últimos datos del INEM, un total de 1.798.532 mujeres están en paro en España. Una cifra algo menor que la de los hombres (1.821.607), pero que supone un porcenaje considerablemente mayor, ya que las mujeres que desarrollan una actividad profesional todavía son menos.

No obstante, las últimas cifras son alentadoras ya que por primera vez en 14 meses el crecimiento del desempleo ha echado el freno. Así, el número de desempleados registrados en los Servicios Públicos de Empleo -antiguo Inem- bajó en 24.741 personas en mayo respecto a abril (-0,68%), y lo hizo en ambos sexos, aunque más fuertemente entre los hombres. Mientras que el paro masculino masculino descendió en 22.199 personas (-1,2%) respecto al mes de abril, el femenino retrocedió solamente en 2.542 (-0,1%).

Más sobre: