Descubren el antepasado humano más primitivo de la historia

El esqueleto es veinte veces más antiguo que los restos hallados hasta ahora de la evolución humana

En la localidad alemana de Grube Messel, en Darmstadt, se ha localizado el esqueleto, casi en su totalidad, de un prosimio, relacionado con los antropoides, que vivió hace 47 millones de años.

Un equipo de científicos, ha presentado el hallazgo en Nueva York, y se ha denominado como el ancestro más primitivo de todos los seres humanos y primates modernos. La especie, en honor a Charles Darwin, se ha llamado “Darwinius Massilae”.

El impacto que puede generar esta nueva especie, en el mundo de la paleontología es enorme. Según los científicos que han descubierto el esqueleto, esta especie, puede suponer la conexión directa entre los humanos y el resto del mundo animal.

El esqueleto, perteneció a un animal que podría parecerse a los lémures actuales, aunque por la disposición de sus manos, dedos y pies, se sabe que es un primate. Tenía cinco dedos en cada mano, que le servía para poder subir a los árboles y recoger fruta y en sus ojos, se ha descubierto que tienen el mismo revestimiento que los nuestros, lo que podría hacer que viera en tres dimensiones.

Los resultados de esta investigación, han sido publicados por la revista especializada Plos One, y los investigadores, recalcan la importancia de este hallazgo, que puede suponer un reescribir nuestra historia evolutiva que inició, Darwin, hace más de doscientos años en su libro La Teoría del Origen de las Especies.

El naturalista británico, Sir David Attenborough ha declarado que “Darwin se habría emocionado de haber visto el fósil porque expresa lo que el ser humano es y de donde procede. Esta pequeña criatura va a enseñarnos nuestra conexión con el resto de los mamíferos. Es el único que nos conecta directamente con ellos. El eslabón que faltaba por fin se ha encontrado

Los investigadores, han revelado que el esqueleto, pertenecía a una hembra joven, que era un primate y que se alimentaba de frutas, hojas y semillas.

El paleontólogo Jörg Habersetzer, del Instituto Senckenberg de Frankfurt, ha declarado que “Este fósil, va a obligarnos a reescribir nuestros conocimientos sobre la evolución temprana de los primates”.

Más sobre

Regístrate para comentar