La secretaria de Madoff revela los secretos del financiero estadounidense

Eleanor Squillari, ha otorgado una entrevista a una conocida revista en la que ‘sin pelos en la lengua’ relata los entresijos de Bernard Madoff

A medida que se acercaba el día de su detención, Bernard Madoff parecía más estresado que nunca. Un mal genio, que sumado a ciertos comportamientos, hacían sospechar a Eeleanor, su secretaria, que algo iba mal. “Se tomaba la tensión cada quince minutos, se negaba a leer sus correos electrónicos y estaba siempre reunido con los responsables de las áreas de fondos financieros.”, relata Eleanor en la entrevista que Vanity Fair, publicará en el mes de junio, pero que en su página web ya está en versión reducida.

Después de trabajar durante los últimos veinte años como secretaría del creador de la mayor estafa financiera de la historia, esta mujer de cincuenta y nueve años y madre de dos hijos, relata ampliamente diferentes aspectos de la vida tanto personal como laboral del estafador. Según Eleanor, Bernard Madoff era sexista, ególatra y tenía un genio espantoso. Pero lo más sorprendente de la entrevista, es cuando la secretaria explica que Madoff tenía preparada su detención al más mínimo detalle. Confiesa que Madoff, había dejado su agenda en la mesa de su despacho a propósito para que la encontrara el FBI o dejando que sus hijos encontraran los cheques por valor de 173 millones de dólares, sin la intención de llegar a enviárselos a sus destinatarios, que generalmente eran empleados o amigos.

Al parecer, cuando Madoff estaba estresado, su mal genio se agudizaba y se convertía en un ser maleducado y desagradable. Comentarios como “tienes un aspecto horroroso, estás engordando, eres idiota”, eran los habituales cuando la presión parecía pisarle la nuca, que debieron ser muchas, dada la envergadura del engaño.

También dedica un apartado en la entrevista para hablar de la mujer del estafador, Ruth, a quien reconoce que Madoff “no consentía que su mujer no estuviera perfecta y que siempre tenía puesto un ojo en él, especialmente cuando estaba rodeado de jovencitas”. Reconoce que a Madoff le encantaba ligar con distintas mujeres. Confiesa de hecho, que Bernard le decía a menudo “sabes que estás loca por mí” y que en ocasiones, cuando salía del cuarto de baño, subiéndose la bragueta del pantalón le insinuaba.

En una ocasión, Eleanora cuenta que un cliente había sido detenido por apropiación indebida, y Madoff le comentó a Eleanora: “Ya sabes como es esto, uno empieza cogiendo un poco, unos cientos, unos miles, luego te ves cómodo y antes que te des cuenta, la bola de nieve se ha convertido en algo grande.”

Madoff, está acusado de haber creado y mantenido la mayor estafa piramidal de la historia, que cifró en 50.000 millones de dólares aunque en cartas enviadas días previos a su detención, confesaba que la cifra ascendía a 65.000 millones de dólares.

Y aprovechando la historia, famosa en todo el mundo por su extensión, una empresa neoyorquina, prepara el lanzamiento de un videojuego que espera desbancar al famoso Monopoly, aunque en esta ocasión, la plataforma ideal para jugar con él, será el teléfono móvil. El videojuego estará disponible a partir del próximo once de mayo, y está creado por la empresa Cellufun.

El juego tiene por nombre “Made off”, en honor a Bernard Madoff, y en él, los jugadores podrán elegir entre ser inversores o gestores de fondos. En vez de dinero, la moneda serán los cellupoints, y deberás crear ofertas interesantes para que otros inversores quieran confiarte sus cellupoints. En un momento determinado, “los federales” entrarán a formar parte del juego y los que sigan jugando serán detenidos pero si has sido listo y rápido, te podrás ir con tus cellupoints a otra parte.

Más sobre

Regístrate para comentar