Un británico ha sido seleccionado para tener 'el mejor trabajo del mundo’

Ben Southall, de 34 años de edad, ha sido seleccionado de entre los más de 35.000 aspirantes que se presentaron para este trabajo tan especial

¿Os imagináis no tener que madrugar para ir a trabajar? ¿Que vuestra oficina sea una playa de arena blanca y de aguas cristalinas? ¿Bucear en barreras de corales rojos? Algo que claramente, puede vencer a cualquier tipo de estrés.
Pasear, bucear, nadar, darse paseos por la playa y contarlo por Internet, será la terrible tarea a la que Ben se tendrá que enfrentar día a día, durante seis meses en la Isla australiana de Hamilton. El concurso, encargado por el departamento de Turismo de Queensland, dio la vuelta al mundo por las condiciones que ofrecía. La módica cantidad que este británico recibirá por cuidar de la Isla, será de 100.000 €, cifra a la que hay que sumar, una casa de tres habitaciones (supongo que para todos los amigos que ya deben estar comprando billetes para ir a visitarle), un cochecito de golf para poder recorrer la Isla, un billete de avión cada tres meses (para no perder la cabeza…) y una estupenda piscina.

Esta suculenta oferta, sólo buscaba un objetivo claro: promocionar la Isla de Hamilton, la barrera de coral, las playas tropicales de Queensland y además que todo el mundo conociera la oferta que tenían entre manos. Desde luego que el objetivo lo consiguieron, invirtieron una cantidad modesta, pero por la evolución de Internet y unos anuncios de empleo estratégicamente colocados, hizo que en cuestión de días, comenzara la lluvia de vídeos con los perfiles de los candidatos.

Los únicos requisitos que pedía la organización, era que los candidatos, supieran nadar y bucear, que fueran abiertos a conocer gente nueva y hacer fotos y vídeos de sus vivencias para publicarlas en Internet.entrevistas, un blog, fotos, etc. Todo un reto comparado con el pobrísimo sueldo que recibirá. Supongo que nos pasa a todos, lo de la envidia, claro.

El ganador, Ben Southall, hasta ahora trabajaba en una asociación benéfica, y puede estar más que orgulloso de ser el gran ganador de esta oferta, deseada por todo el mundo, y más ahora en los tiempos que corren.

“Que me elijan para cuidar las islas es un gran honor", dijo Southall en televisión desde la isla Hamilton tras ser nombrado ganador. "Espero cumplir con las expectativas como todos están esperando, mi manera de nadar está mejorando y estoy ansioso por todas las nuevas tareas y responsabilidades que el trabajo involucra", declaró Southall.

Enhorabuena al afortunado ganador, y esperemos que su vuelta a la realidad, no le cueste demasiado.

Más sobre

Regístrate para comentar