La flexibilidad laboral es el antídoto a la percepción del embarazo como una incapacidad

Una serie de expertos aseguran que las medidas de conciliación retienen el talento, y conciben el embarazo una inversión de futuro

Uno de los problemas a los que se enfrentan las mujeres embarazadas en nuestro país es la conciliación de su período de gestación con la situación laboral. Una de las asignaturas pendientes en conciliación es precisamente la flexibilidad que necesitan las mujeres en estado para desarrollar su actividad profesional sin que ello acarree dificultades en su trabajo.

Una serie de expertos se han reunido en Zaragoza para debatir precisamente el tema de la flexibilidad. La cita ha sido en la IV Jornada Nacional de Flexibilidad organizada en Zaragoza por el Ministerio de Sanidad y Política Social, y la agencia CVA, y ha reunido a diversos expertos en la materia.

Uno de los invitados a la mesa redonda, Josep Ginesta, director de Recursos Humanos de la Universitat Oberta de Catalunya, ha lamentado que hoy en día el embarazo "se trate como una incapacidad" dentro del entorno empresarial, cuando es en realidad "una inversión de futuro".

Uno de los temores que mantienen los empresarios es el absentismo laboral, y en este sentido Josep Ginesta ha aclarado que esto ocurre con mayor frecuencia "entre las mujeres que padecen situaciones de riesgo durante el embarazo". La solución que ha brindado pasa por la flexibilidad: "Es una necesidad para captar talento".

En esta misma línea ha hablado el subdirector general de Familia del Ministerio de Sanidad y Política Social, Félix Barajas, quien ha asegurado que la flexibilidad es una respuesta integradora, ya que "no compete sólo a las mujeres, ya que no se trata de un asunto de género, sino de un tema que afecta al conjunto de la sociedad", según las declaraciones que publica Europa Press.

Parece claro, entonces, que para lograr una flexibilidad real, las empresas han de aportar su granito de arena trabajar de la mano con la sociedad, más aún en épocas de crisis. Solo de esta forma, se retiene más talento y se genera más competitividad, según ha destacado Félix Barajas.

Retribuciones intangibles, un valor seguro
Durante su intervención, Josep Ginesta ha señalado que los valores de los trabajadores han experimentado un cambio, y este se debe a que las compensaciones intangibles son más valoradas.

Según el experto, la dirección que hay que tomar es la de la 'cultura de la eficacia', esto es, que se valore más la productividad de los empleados que las horas dedicadas. Además, ha añadido que las compensaciones intangibles "no se reflejan en la nómina, pero mejoran el clima laboral, facilitan la retención de talento y la conciliación de los trabajadores".

Los horarios españoles, desfasados
El propio subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Juan José Rubio, ha criticado el hábito español de trabajo: "Somos el país europeo que más horas añade al trabajo y el que registra la productividad más baja por hora extraordinaria, lo que supone un gran problema económico", ha asegurado, según recoge Europa Press.

Más sobre

Regístrate para comentar